martes, 17 de julio de 2007

La Distribución del Ingreso y el Coeficiente de Gini

La distribución del ingreso en el Perú deja mucho que desear. Según datos de la CEPAL, en el año 2003, el 20% más pobre de la población (Quintil I) recibía apenas el 3.8% del ingreso nacional, en tanto que el 20% más rico (Quintil V) recibía nada menos que el 55.2% del mismo. El Quintil II recibía el 7.9%, el Quintil III el 12.6% y el Quintil IV el 20.6%.

El Decil 1, conformado por el 10% más pobre de la población, recibía apenas el 1.4%, en tanto que el Decil 10, conformado por el 10% más rico, recibía nada menos que el 39.2%.


No obstante su dramático nivel, esos datos suponen una leve mejoría frente a la situación existente en 1997, año en que el decil más pobre recibía únicamente el 1% del ingreso nacional, frente al 41.6% del decil más rico. Esa mejoría ha ocurrido en todos los quintiles, exceptuando el quintil más rico, que ha disminuido levemente su participación en el total. Sin embargo, no es suficiente. Debe propiciarse una mejora sustancial de la situación actual, pues no es aceptable que una parte tan importante de la población reciba una porción tan reducida

Contra lo que podría pensarse, nuestro país no es el que posee la distribución más desigual en América Latina (dicho sea de paso, el área geográfica de peor distribución del ingreso del mundo). Es antecedido en ese deshonroso ranking por varios países importantes, entre ellos Brasil y Chile. Esto se comprueba comparando sus respectivos índices de Gini.

Como se sabe, dicho índice va de 0 a 1. Si es de 0, significa que el ingreso nacional está distribuido en forma perfectamente equitativa entre todos los habitantes del país. En cambio, si es de 1, significa que la distribución es pésima, pues una sola persona se apropia totalmente de él, sin dejar nada al resto.
Los datos de la CEPAL nos indican que en el 2004 el índice de Gini del Perú era de 0.505. En cambio, el de Chile (año 2003) era de 0.550, y el de Brasil (año 2005) de 0.613, reflejando, sobre todo en el caso de este último país, una distribución del ingreso notoriamente más deficiente que la peruana.


Se puede ver más datos sobre la materia en: http://www.cepal.org/publicaciones/xml/3/28063/LCG2332B_1.pdf


Ver página principal

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog