sábado, 1 de noviembre de 2008

El Cobre de Lambayeque

Lambayeque se apresta a convertirse en uno de los principales departamentos agrícolas del país, apenas entre en operación el proyecto de irrigación de Olmos, que se halla en plena construcción. Además, está en camino de erigirse como un gran departamento petrolero, pues hace un tiempo se detectó en sus costas una enorme reserva del hidrocarburo (ver aquí), que permitirá cuadruplicar las reservas totales del país.

Por si fuera poco, también se convertirá en un importante productor de cobre, dado que tiene en su zona serrana, cerca de la frontera con Cajamarca, el yacimiento de Cañariaco Norte, que alberga aproximadamente 750 millones de toneladas de mineral, con una ley aproximada del 0.45%. La empresa concesionaria, la canadiense Candente Resources, ya tiene un voluminoso estudio acerca de las características del reservorio, y está embarcada actualmente en el estudio definitivo, es decir, el de factibilidad, el cual será concluido en el próximo año.


Mineral y cátodo de cobre. Lambayeque ya tiene el primero; en el futuro podría tener el segundo.

Luego, en el 2010, se iniciará la construcción de la mina, que será de tajo abierto, y requerirá una inversión de aproximadamente US$ 200 millones. Allí se construirá, entre otra infraestructura, una chancadora y una concentradora, que permitirá producir unas 500 mil toneladas anuales de mineral exportable. El sistema a emplear para la recuperación del mineral será el de flotación, que se empleará en lugar del de lixiviación, en el cual se había pensado en un principio.

Cañariaco Norte tendrá la ventaja de estar en una zona muy propicia, por hallarse relativamente cerca del puerto de Eten (desde donde se exportará), y de fuentes de agua (el río Cañariaco es vecino del yacimiento) y electricidad (sólo se requiere una corta línea hacia el sistema interconectado). El proyecto es muy rentable, tal como lo demuestra su flujo de caja, del que resulta un elevado valor actual neto y una alta tasa interna de retorno.

Cuando se inicie la fase productiva, Lambayeque pasará a ser uno de los principales departamentos mineros del país, percibiendo millonarios ingresos por concepto de canon. Si a eso se agrega lo del petróleo, así como las divisas provenientes de las agroexportaciones de Olmos, no quedan dudas acerca de su brillante futuro.


Ver la página principal de Desarrollo Peruano.

3 comentarios:

  1. Interesante. Lambayeque tiene un gran potencial, por lo que veo.

    ResponderEliminar
  2. Solo acotar que este proyecto NO va a producir "catodos de exportacion", tan solo concentrados, claro eso no minimiza la importancia del proyecto. Pero si Candente pondria su propia fundicion o una planta de lixiviacion de concentrados seria algo genial lo cual generaria mas puestos laborales. Hablar de lixiviacion de concentrados si seria un quiebre en la hidrometalurgia mundial y nuestro presidente si podria hablar que el Peru utiliza tecnologia TOP y no mentir al pais al decir que la desalinizacion de agua y su uso en la mineria es nuevo (CerroLindo) o que el uso de molienda y posterior lixiviacion en reactores (Yanacocha) son tecnologias emergentes. Y mucho menos si no somos nosotros las que las desarrollamos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu precisión, Fernando. En efecto, por ahora sólo se producirá concentrados.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog