jueves, 15 de diciembre de 2011

PBI de Octubre: Crecimiento Solo Aceptable

El producto bruto interno (PBI) del mes de octubre, si bien siguió evolucionando favorablemente, lo hizo en forma solo aceptable para los estándares peruanos. Creció 5.12%, la menor tasa de los últimos veintiún meses e inferior a la prevista por la mayoría de analistas.

Así lo dio a conocer hoy, mediante un Informe Técnico, el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), que también informó que la expansión acumulada desde enero llega a 7.16%, y la de los últimos doces meses a 7.57%. Con ello, el PBI acumula 26 meses consecutivos de incremento.

El crecimiento de octubre se explica, entre otros factores, por el excelente desempeño de las exportaciones, que en términos reales (es decir, en volúmenes, y al margen del efecto precios) crecieron nada menos que 9.97%. En este rubro destacaron las tradicionales, cuyo incremento (14.60%) fue muy superior al de las no tradicionales (4.92%).

Sectorialmente, hubo una expansión casi generalizada. Los sectores que más crecieron fueron la Pesca (32.53%), Financiero y Seguros (10.43%), Restaurantes y Hoteles (9.31%) y Transportes y Comunicaciones (9.24%).

Lamentablemente, el sector más importante de todos, cayó.
En efecto, la Manufactura, sorprendiendo ingratamente, y poniendo fin a un crecimiento ininterrumpido de 22 meses, retrocedió 0.78%, afectada por el desempeño de sus subsectores Fabril Primario y Fabril No Primario, que cayeron 0.52% y 0.82%, respectivamente. Este último se vio severamente golpeado por la caída de las ventas interna y externa de las ramas de textiles, confecciones y calzado.
También decreció el sector Minería e Hidrocarburos, por la caída de la actividad minera, y pese al alza de la producción de hidrocarburos.

Aunque el crecimiento de octubre fue menor al esperado, no echa por tierra la expectativa de alcanzar un 7% al cierre del año. Para que ello ocurra, la tasa de los dos últimos meses deberá promediar el 6%, objetivo que, si bien luce difícil (teniendo en cuenta que el crecimiento del último bimestre del 2010 fue muy elevado), no resulta imposible. Si se mantuviera la tendencia de octubre, y solo se creciera 5%, el producto se habrá expandido 6.8%, tasa que en modo alguno se podría considerar desdeñable.

9 comentarios:

  1. La calificación de 'sólo aceptable' que el autor de la nota concede al crecimiento del PBI peruano de 5,2% deja ver más un ánimo exultante de creer que se debe crecer siempre a tasas del 8% que un jucio ponderado. El Perú para tener un futuro prometedor y equilibrado necesita crecer entre un 5,5% a un 6,5% anual. El 6% es un ritmo de crecimiento mas acorde con las bases económicas del país, sin exponernos a dejar un campo baldío y maloliente detrás de un crecimiento enloquecido

    ResponderEliminar
  2. La afirmación de que es peligroso crecer a tasas mayores so pretexto de "dejar un campo baldío y maloliente detrás" deja ver un ánimo conformista y receloso, operando bajo una lógica más sustentada en juicios políticos que realidades, la clásica falacia del punto medio.

    ResponderEliminar
  3. Los comentarios anteriores son prueba de que en el Perú no entendemos lo que leemos, es decir somos analfabetos funcionales. De otra forma no se explican los comentarios biliosos, si por el contrario, la nota propone una posición mesurada y libre de apasionamientos que el tema amerita. Paños fríos estimados lectores.

    ResponderEliminar
  4. El pais dejo de crecer a esas fabulosas cuotas,gracias a Ollanta...Hasta ahora no consigue la confianza de los agentes economicos(aunque tenga las mejores intenciones de hacerlo),,,,va a durar hasta que se valla,mi pais ya dejo de ser el jaguar de Latinoamerica,hasta Chile nos supera a pesar de la madurez de su desarrolla.

    ResponderEliminar
  5. Primer Anónimo: decimos, y lo reiteramos, que el crecimiento de octubre es "solo aceptable" porque el Perú tiene potencial para crecer sin problemas inclusive por encima del 7%. No hay ningún ánimo exultante en ello, sino simplemente reconocimiento de lo que nuestro país es capaz de conseguir con sus fundamentos actuales. En el caso peruano, los problemas de recalentamiento y de inflación comienzan cuando se alcanza tasas de 9 y 10%, como ocurrió en numerosos meses de los años anteriores. Por ahora, ese ritmo es insostenible. En el futuro, si se logra que la tasa de inversión pase del actual 25% del PBI a 30%, esas tasas pasarán a ser admisibles.
    Pero reconocemos que la crisis internacional nos viene afectando, al igual que la incertidumbre pre y post electoral. Esos factores atenuantes son los que nos llevan a emplear el término "aceptable".
    No hemos crecido lo que se desearía y se podría, pero, teniendo en cuenta el difícil entorno nacional e internacional, admitimos que la tasa de 5.12% no es nada desdeñable. Nuestra apreciación es objetiva y ponderada, y nuestra crítica es constructiva.
    En condiciones normales, el Perú no tiene por qué conformarse con tasas de 5.5% ó 6%, cuando puede lograr otras mayores, y, como acabamos de decir, sin problemas de recalentamiento ni desequilibrios fiscales o en el sector externo.
    Crecer entre 7 y 8% no tiene nada de enloquecido, ni implica dejar atrás terrenos malolientes ni baldíos. Lo único que se deja atrás con un crecimiento de esos niveles es la pobreza, el escepticismo y la falta de esperanza, pues gracias a él miles de peruanos de toda condición obtienen, por fin, empleos y salarios dignos, no por efecto de ninguna dádiva estatal, sino de un sano y sostenido dinamismo productivo.

    ResponderEliminar
  6. No sostengo que el Perú no pueda crecer al 8% o 9% anual, si que nuestra estructura productiva, calidad de mano de obra y la pobre institucionalidad estatal, hacen que estos niveles de crecimiento deriven de inversiones de fuerte impacto negativo en la población y el medio ambiente, es decir fundamentalmente extractivas -minería, petróleo, maderas, pesca, etc. Quizás sea prudente dar tiempo al desarrollo de nuestras capacidades fundamentales con un crecimiento más ponderado y mejor orientado. No basta con la Macroeconomía.

    ResponderEliminar
  7. Lo que usted plantea no es más que una falsa dicotomía: el tener que elegir entre desarrollar nuestras capacidades fundamentales (?) y "la Macroeconomía".

    Para comenzar las mejoras de los indicadores macro no son más que la acumulación de las miles de pequeñas mejores en productividad a nivel micro, de modo que una mejora en lo que llama "capacidades fundamentales" inevitablemente se vería reflejada en dichos indicadores.

    Luego, errónemente asume que el avance del sector primario es lo que refleja la expansión del PBI, basta con ver el cuadro para desbaratar ese supuesto, pues en lo que va del año el PBI ha crecido 7.16%, mientras que minería e hidrocarburos tuvo un crecimiento negativo (como lo ha tenido los 2 últimos años) y la pesca se viene recuperando de una caída de -16.83% el año pasado (algo normal dada la estacionalidad y alta imprevisibilidad del negocio, de ahí su baja ponderación, apenas 0.72).

    Entonces, si la caída en la producción no se debe al sector primario, solo queda suponer que usted cree que una caída de -0.78 en manufactura es saludable para la economía. ¿O tal vez le parece que pesca deba caer también? ¿Y por qué no de paso desaceleramos financiero y seguros?

    Lo único que queda claro en su comentario son sus prejuicios contra ciertas actividades productivas y su pobre entendimiento de la mecánica económica nacional.

    ResponderEliminar
  8. No deja de sorprender lo delgada que es la piel de los que, religiosamente, comulgan con las verdades incuestionables del mercado como 'justo' asignador de riquezas, con la que está cayendo en las 3/4 partes de la economía mundial...Paradójicamente es el mismo estilo 'talibán' que usan los antisistema para, sin hesitar, comulgar con ruedas de molino. 15 años de crecimiento han cambiado muchas cosas pero no han dismunuido un ápice el caldo en el que se cuecen los verdaderos problemas del país. Porque se trata del Perú como Nación y no del Perú como chacra. La ignorancia, la 'cutra' y una cultura estamental, como sistema de prebendas, son funcionales a la defensa a ultranza del crecimiento 'a toda máquina'. Digo que es importante crecer y es importante la inversión privada, pero no de cualquier manera ni a río revuelto y ganancia de pescadores.

    ResponderEliminar
  9. Lo que no deja de sorprender es su facilidad de llenarse la boca de calificativos para los que, con argumentos, rechazan una posición sin mayor sustento que sus pareceres personales y una ignorancia supina de lo que aquí se discute. Y por supuesto, no comulgar con ellos significa ser intolerante, dogmático y hasta autor mediato de la crisis internacional.

    Dejando de lado su verborrea ideológica, una cosa es querer de decir algo y otra muy distinta como lo dice. Hubiera hecho bien en limitarse, desde un principio, a refranes populares y lugares comunes, pues ha demostrado no ser capaz de hacer una crítica técnica sin caer en el adjetivo fácil y vulgar.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog