jueves, 26 de julio de 2012

Vehículos Nuevos: ya Van Más de 90 Mil

Reflejando la mejora de la capacidad adquisitiva de la población, la fortaleza del nuevo sol frente al dólar, la creciente apertura de nuestro mercado y las facilidades crediticias existentes, la venta de vehículos nuevos sigue viento en popa. Según la Asociación de Representantes Automotrices del Perú (ARAPER), al cierre del primer semestre la cifra ya alcanza las 91,472 unidades, lo que implica un notable incremento de 35% respecto de similar período del 2011.

El dato resulta gratamente sorprendente, teniendo en cuenta que al inicio del período se preveía un ritmo de crecimiento menor al del año 2011 (24%), por los previsibles efectos de la crisis internacional en la confianza de los consumidores y en las políticas crediticias de las entidades financieras. Afortunadamente, las cosas han marchado mejor de lo esperado, y la tasa de crecimiento se mantiene sólida mes tras mes, promediando el notable 35% ya mencionado. Hasta el momento, marzo se viene constituyendo como el mes con mayores ventas de la historia, con un total de 17,078 unidades.

Como se recuerda, el año pasado se vendió un total de 150,037 vehículos. Si el ritmo de avance registrado hasta hoy se mantuviera en lo que resta del año, la cifra podría exceder de 200 mil. Pero, para no pecar de optimistas, los expertos en el negocio vienen estimando un total de aproximadamente 190 mil, que de todas maneras resultaría muy positivo, considerando factores como los mencionados en el párrafo previo.

Aparte de destinarse al disfrute de las familias, los vehículos son piezas claves de la actividad productiva, pues los camiones, ómnibus, minibuses, microbuses, paneles, furgonetas y pick-ups son requeridos por los más diversos sectores. Por ende, es importantísimo el crecimiento del parque automotor. Además, la renovación de la flota permite hacer más eficiente su funcionamiento, al mejorar sus prestaciones y reducir el costo de mantenimiento. El reemplazo de autos viejos por otros nuevos reduce el consumo de combustible (lo que se traduce en menores niveles de contaminación ambiental).

De no mediar circunstancias demasiado desfavorables, la evolución que acabamos de reseñar debe continuar, especialmente teniendo en cuenta que se están iniciando o están pendientes temas que favorecerán la expansión. Entre ellos se puede señalar el bono del chatarreo (que se inició este año, y que está destinado a favorecer monetariamente a quienes desechen sus vehículos con más de veinte años de antigüedad) y la total prohibición, desde el 2013, para la importación de vehículos usados por los Ceticos de Ilo, Paita y Matarani (como ya se hizo, desde el 2011, con aquellos con timón cambiado que ingresaban por la zona franca de Tacna).

Por lo demás, si bien nuestros datos de ventas aún nos mantienen en un lugar bastante rezagado entre las principales economías de América Latina, nos están permitiendo, dada su rápida evolución, una importante mejora relativa. Por lo pronto, nuestra cifra ya supera a las de Ecuador y Venezuela (países que vienen imponiendo crecientes restricciones a las importaciones) y acorta distancia, poco a poco, con las de Colombia y Chile. Prueba de ello es que en el año 2000 nuestras ventas apenas representaban el 12% de las de nuestro vecino del sur, en tanto que en el 2011 representaron el 45%, y se espera que este año equivalgan a cerca del 60% (pues las del referido país aparentemente no crecerán). Sin embargo, ello no debe ser motivo de satisfacción, teniendo en cuenta que nuestra población es dos veces mayor, lo que lleva a que la comparación en términos per capita aún resulte ampliamente desfavorable.

Así están las cosas en nuestro mercado automotriz. Existe una notable mejoría, pero también subsiste un considerable rezago, que es urgente superar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog