martes, 20 de noviembre de 2012

Comienza a Tomar Forma el Túnel bajo el Río

Actualmente, Lima viene ejecutando una de sus más importantes obras de infraestructura: la denominada Vía Parque Rímac, una extensa vía expresa que unirá sus zonas este y oeste.
La obra, resultante de una iniciativa privada de la empresa brasileña OAS (líder del consorcio Lamsac, que la construye y la operará), tiene como su elemento más destacado un túnel de casi dos kilómetros de largo, que se ubicará nada menos que bajo el lecho del río Rímac.

La profunda excavación donde se construye el túnel. Varios metros más arriba,
el río Rímac, encauzado artificialmente, fluye con un caudal que crece día a día.

El viaducto tendrá un ancho de 27 metros y una altura de 6, y seis carriles (tres en cada sentido) que permitirán el diario tránsito de miles de autos, buses y camiones. Además, contará con la más moderna tecnología y el más completo equipamiento (detectores de humo y CO2, sistemas de iluminación, señalización, ventilación, comunicación, extinción de incendios, circuito cerrado de televisión, salidas de emergencia, etc), que facilitarán un paso rápido y seguro.

Como se comprueba en las magníficas imágenes adjuntas, provenientes de la web Skyscrapercity, actualmente se viene construyendo los primeros 800 metros del túnel, en la zona comprendida entre los puentes Santa Rosa (avenida Tacna) y Trujillo (Puente de Piedra). En la primera panorámica se aprecia que, luego de la profunda excavación efectuada, ya se ha construido una parte de la plataforma vehicular, a la vez que comenzado a instalar las mallas de acero y los encofrados que darán lugar a las gruesas placas de concreto que conformarán las paredes intermedia y laterales del túnel. A ellas les seguirá el recio techo, el cual, luego de ser adecuadamente impermeabilizado, recibirá sobre sí la cubierta de tierra y rocas que constituirá el nuevo lecho del río.

Esta etapa deberá quedar lista en los siguientes dos meses, de tal modo que cuando se inicie la temporada de lluvias, y por ende de máximo caudal, éste pueda discurrir por encima sin ningún problema. Tras ello, y mientras no se pueda proseguir con las obras externas, se trabajará en el acondicionamiento interno del flamante viaducto, dotándolo del equipamiento, condiciones y comodidades señaladas anteriormente, y dejando expedita su plataforma vehicular.

Al terminarse este tramo, se liberará el caudal del río, para que retome su cauce tradicional.

Luego, en la siguiente temporada de estiaje (otoño-invierno del 2013) se repetirá el proceso, pero en el tramo comprendido entre los puentes Trujillo y Ricardo Palma. Por último, en el otoño-invierno del 2014 se hará lo propio en el tercer tramo, entre los puentes Ricardo Palma y Huánuco (cerca del intercambio de Acho), aunque no se descarta que, si se logra avanzar con rapidez, esta última etapa también sea ejecutada en el 2013.

Así marcha esta gran obra, de alta tecnología constructiva. Cuando éste y todos los otros elementos (puentes, viaductos, intercambios, etc) contemplados en el megaproyecto Vía Parque Rímac hayan quedado concluidos, aproximadamente a mediados del año 2015, Lima podrá decir, con toda propiedad, que ha dado un enorme paso en materia de vialidad y transporte urbano.

Temas tratados en Desarrollo Peruano