jueves, 18 de abril de 2013

El Perú en el Mundo: PBI en Dólares y PPA 2012

Aprovechando que el Fondo Monetario Internacional (FMI) acaba de publicar hace un par de días su World Economic Outlook (WEO) correspondiente a la primera mitad del año, en esta oportunidad extraeremos de dicho importante documento los datos referidos al producto bruto interno (PBI), tanto en términos nominales (dólares corrientes) como en paridad de poder adquisitivo (PPA), con el fin de determinar la ubicación del Perú en el contexto mundial.

Veamos en primera instancia el dato en dólares corrientes. Como se sabe, este simplemente resulta de tomar el PBI corriente en moneda nacional y dividirlo por el tipo de cambio vigente en el período. Siendo así, está sujeto a la fluctuación de los precios internos y externos que inciden sobre el producto, así como a la volatilidad cambiaria, por lo que su información puede estar considerablemente distorsionada y debe ser tomada con cautela al comparar países.

El primer cuadro nos muestra que Estados Unidos se mantiene, con amplitud, como la primera potencia económica del mundo, aunque ya no triplicando, como hace algunos años, el tamaño económico de China, sino solo duplicándolo. El país oriental, luego de haber superado a Japón, continúa consolidándose como segunda potencia, y va camino a ser la primera en unos años más. Alemania, por su parte, ratifica su posición de cuarta economía del planeta y primera de Europa, por encima de Francia.

La gran potencia latinoamericana, Brasil, que el año 2011 había desplazado al Reino Unido y se había convertido en la sexta economía del planeta, volvió a ceder su lugar al país europeo, retornando a la séptima  ubicación, con un PBI de casi US$ 2.4 billones. Ello ocurrió por efecto del débil crecimiento real de su economía, así como por la fuerte devaluación de su moneda frente al dólar.

Tal como ya se preveía en el 2011, Rusia superó a Italia, afectada, como casi toda Europa, por una fuerte desaceleración productiva. Sin embargo, ambas corren el riesgo de ser superadas en pocos años por la India, cuyo PBI ya se acerca a los US$ 2 billones, y que está destinada a ser, por su enorme población y vigoroso crecimiento, una de las superpotencias económicas.

La segunda potencia latinoamericana, México, se mantiene en la décimo cuarta posición, con un PBI cercano a los US$ 1.2 billones. Los otros países de la región, si bien se sitúan mucho más atrás, escalaron posiciones respecto del año 2011. Así, Argentina figura hoy en el puesto 26, Venezuela (que recuperó transitoriamente el cuarto puesto latinoamericano) en el 30, Colombia en el 31, Chile en el 38 y el Perú en el 50.

Nuestro país, que superó a Kazajstán, República Checa, Qatar, Kuwait y Rumania, mejoró cuatro posiciones, merced a su fuerte crecimiento real y la fortaleza de su moneda.
Según el FMI, el PBI peruano alcanzó los US$ 199,003 millones. Cabe señalar que si bien dicha cifra es muy parecida a la que maneja el Banco Central (US$ 199,682 millones), difiere significativamente de la calculada por el Instituto Nacional de Estadística e Informática, entidad según la cual el producto peruano ya bordea los US$ 205 mil millones.

Revisemos ahora los datos expresados en términos de PPA. Si bien este método de cálculo se sustenta en el dato corriente, lo ajusta según su poder de compra, de acuerdo a una paridad internacional uniforme, que permite comparaciones mucho más ajustadas a la realidad. De esa manera, toma en cuenta el hecho de que, por sus menores precios, en los países menos desarrollados un dólar alcanza para adquirir más bienes que en los países más desarrollados.

Eso hace que, expresados con este método, los PBI de los países en desarrollo resulten bastante más altos que aquéllos en términos corrientes. El caso de China es particularmente ilustrativo, pues su producto, que con la otra metodología equivale al 52% del de EEUU, con esta equivale al 79%. Otro caso notable es el de la India, cuyo producto, con este método, se agranda 2.6 veces, supera al de Japón y se sitúa como el tercero del orbe.

El caso de Brasil es igualmente didáctico, pero en el sentido inverso. Allí, pese a su condición de país en desarrollo, el PBI expresado en PPA resulta menor que aquél en dólares corrientes. Tal situación se explica por sus altísimos costos internos, que impiden que un dólar de ingresos tenga la alta capacidad adquisitiva que sí tiene en la mayoría de países en desarrollo.

Es algo muy distinto a lo que acontece en la gran mayoría de países en desarrollo, entre ellos los latinoamericanos, que con el método de PPA acrecientan notablemente su producto, lo que les permite ganar posiciones en este ranking. El de Argentina, por ejemplo, crece 56%, encaramándose hasta el puesto 22 del mundo, el de Colombia 37%, alcanzando el puesto 28, y el del Perú 64%, accediendo al puesto 39.
En Venezuela y Chile las diferencias entre un método y el otro son significativamente menores, revelando la existencia de costos internos bastante elevados.

Los datos del FMI indican, de otro lado, que en términos de dólares corrientes la economía peruana aún es la séptima de América Latina, pero en términos de PPA se consolida como la sexta (habiendo ampliado ligeramente su ventaja sobre Chile). Además, representa el 81% de la economía que le antecede en la región, es decir, la venezolana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog