lunes, 11 de junio de 2012

Vía Parque Rímac: el Río le abre paso al Túnel Subfluvial

Junto con el Metro, la Vía Parque Rímac es, sin duda, la más importante obra de infraestructura que se viene ejecutando en Lima.



Se trata, como lo muestra el video adjunto, de una extensa y moderna vía expresa que conectará las zonas este y oeste de la capital, incluyendo, a lo largo de su recorrido, una importante infraestructura complementaria, como bypasses e intercambios, que agilizarán notablemente el flujo vehicular en las numerosas zonas por las que discurrirá. Su costo, de unos US$ 600 millones, está siendo asumido por la empresa Lamsac (liderado por la brasileña OAS, operadora de la concesión y a la vez constructora del proyecto).

Trazo de la vía (hacer click para ampliar)

Con la Vía Parque Rímac, nuestra gran urbe no solo modernizará su infraestructura vial, sino también dejará de dar la espalda a su río (cuyas riberas por fin dejarán atrás su lamentable estado de postración) y lo incorporará a su entorno, convertido en un verde, enorme y bello espacio recreativo y turístico. Como se observa en el video, en el proyecto destaca claramente una obra de alta ingeniería, que pocas ciudades del mundo pueden darse el lujo de exhibir: un túnel de 2 kilómetros de largo que discurrirá por debajo del río. Ese monumental componente de la obra, que costará US$ 180 millones, y que abarcará desde el puente Santa Rosa hasta el puente Huánuco, ya está siendo ejecutado a toda marcha, para aprovechar la época invernal, en la que el Rímac registra su menor caudal. Así lo demuestran las siguientes fotos de la empresa constructora, en las cuales se puede ver la construcción del viaducto provisional, que hace muy pocos días ha sido terminado, y que ya viene encauzando temporalmente las aguas del río.

Ello permitirá, tal como lo detalla la siguiente infografía, que en el amplio espacio adyacente se excave la larga y profunda zanja de 27 metros de ancho que conformará el túnel, la cual será totalmente recubierta (en sus pisos y paredes) por lozas de concreto, sujetas mediante recios  y firmes anclajes.

Luego de ser techada, también por placas de concreto, será impermeabilizada contra filtraciones, tras lo cual (y luego de demolerse el muro de contención provisional) recibirá sobre sí las aguas del río, que así retornará a su cauce normal. Ese espectacular túnel subfluvial, que estará equipado con todos los elementos propios de una infraestructura de este tipo (detectores de humo y CO2, sistemas de iluminación, señalización, ventilación, comunicación, extinción de incendios, circuito cerrado de televisión, salidas de emergencia, etc.), permitirá el tránsito, en sus seis carriles (tres de ida y tres de vuelta) de miles de vehículos por hora.

Por ahora, los trabajos están centrados en la parte más baja del curso del río, es decir en el tramo de 800 metros ubicado entre los puentes Santa Rosa y Trujillo (Puente de Piedra). En estos meses de escaso caudal se construirá ese tramo del túnel, de tal modo que a fin de año, cuando el flujo aumente, ya esté terminada su parte estructural y el agua pueda pasar por encima, sin afectarlo en lo más mínimo. Mientras tanto, se trabajará en sus detalles internos.

Luego, en el siguiente invierno, cuando el caudal vuelva a disminuir, se repetirá el proceso, esta vez entre los puentes Trujillo y Ricardo Palma (avenida Abancay). Por último, en el invierno del 2014 se haría lo propio en el tramo entre los puentes Ricardo Palma y Huánuco, donde el túnel tendrá una de sus bocas de entrada. Sin embargo, si las condiciones se presentan propicias, no se descarta que este tercer tramo se ejecute en el 2013.

Paralelamente, en el transcurso de ese tiempo se irá efectuando toda la infraestructura complementaria del proyecto, como los numerosos viaductos, las grandes áreas verdes, etc. Así, en tres años más, la capital de nuestro país, además de poder enorgullecerse de una impresionante infraestructura subfluvial, tendrá la gran satisfacción de haberle dado una nueva vida a las olvidadas márgenes de su emblemático río.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Mas obras como esta necesitamos

Friz D. dijo...

Impresionante, yo jamas he visto al Rimac en condiciones minimamente decentes. Esto va a impactar no solo en lo vial, sino en la calidad de vida de todos. Gracias por el post.

Anónimo dijo...

Debido al costo podría utilizarse ese espacio para deportes acuático como canotaje, una ola artificial y riveras accesibles al publico como deporte de riesgo para quienes certifican su uso.
Gracias

Anónimo dijo...

No contaminaría aun más el Río Rímac?

Anónimo dijo...

Que bueno, necesitamos estos trabajos en todo el Peru para que progresen los pueblos. Ojala que esta obra sea bien hecha y dure por los siglos de los siglos. Ademas como dijo antes que yo pueden aprovechar los espacios para hacer deportes o parques.
Gracias por una Lima mejor

Maritza I. Wagner Perea dijo...

Sugiero leer Formación del Cañón Urbano de Lima del Sr. Julio Kuroiwa Zevallos.

Temas tratados en Desarrollo Peruano