sábado, 25 de julio de 2009

EPU: el Índice Peruano en la Bolsa de Nueva York

El Perú sigue dando pasos importantes en materia de integración en la comunidad financiera internacional. Hace dos semanas y media efectuó una exitosa emisión de bonos, cuyos recursos empleó para prepagar una deuda pendiente con Francia e Italia, y reducir de esa manera el pago de intereses.


Y hace doce días, con el regocijado campanazo inicial dado por el Ministro de Economía Luis Carranza, hizo saber al mundo, en la Bolsa de Nueva York (NYSE), que ya tiene su primer Exchange Traded Fund (ETF) cotizando en dicho mercado. Algo de lo que, en América Latina, sólo se podían jactar Chile, México y Brasil, los únicos países, junto con el nuestro, que poseen Grado de Inversión.

En realidad, el citado ETF ya se viene negociando en la principal bolsa del mundo desde el 22 de junio. Pero el banco norteamericano encargado de la emisión, Barclays, quería celebrar debidamente el acontecimiento, dándole la difusión que se merecía. Por eso organizó el célebre "Opening Bell", que constituye toda una tradición en dicho mercado.

Antecedentes
Como se sabe, nuestra bolsa es una de las más rentables del mundo. Lamentablemente, es poco líquida, pues no hay demasiados papeles interesantes (de empresas grandes y solventes) en ella, y los montos que se negocian aún son pequeños. Además, muchas de las acciones no están en manos de accionistas permanentes, sino que suelen permanecer en condición de flotantes ("free-float"), negociándose todo el tiempo, y sujetas, por lo tanto, a una gran especulación.

La escasa liquidez afecta notablemente a los inversionistas institucionales, especialmente a las AFP, que, si bien disponen de ingentes recursos para invertir, no pueden hacerlo, por la razón mencionada. Además, impide que ingresen al país grandes capitales extranjeros, pese a que se sienten atraídos por las altas rentabilidades que podrían obtener. Ese inconveniente, al que se agrega el del elevado "free-float", hace que nuestra bolsa sea muy volátil, pues cuando los pocos grandes inversionistas presentes en ella compran o venden papeles, remecen y disparan los precios, hacia arriba y hacia abajo, respectivamente.
Lo ocurrido en los dos años anteriores fue un claro ejemplo: en el 2007 fue una de las que más ganó en el mundo, pero en el 2008 una de las más perdedoras.


Con su ETF, y con el EPU, el Perú ya figura en los radares bursátiles internacionales.

Para evitar la inestabilidad, que afecta sus inversiones, y, por lo tanto, los dineros de sus afiliados, las AFP decidieron constituir, con una parte de esas acciones del "free-float", un fondo de US$ 10 millones, y llevarlo al mercado más grande del mundo. "Ya que la montaña no venía a Mahoma, Mahoma decidió ir a la montaña". Ese fondo (denominado ETF) ya está en Nueva York, conteniendo paquetes de las acciones más atractivas de nuestro mercado.

En qué Consiste
Un ETF es un fondo listado o cotizado (llamado así porque se lista o cotiza en una bolsa) que se basa en una canasta de acciones. El ETF peruano, cuyo nombre oficial es iShares MSCI All Peru Capped Index Fund, está basado (ver lista a continuación) en las más importantes acciones que se negocian en la Bolsa de Valores de Lima (BVL), replicando su desempeño.


Por lo tanto, los inversionistas neoyorquinos que se incorporen al fondo adquiriendo varios o muchos paquetes accionarios, accederán, sin necesidad de venir o comprar en Lima, a las elevadas tasas de ganancia que ofrece nuestra muy atractiva bolsa. Se espera que, atraídos por la alta rentabilidad de dichos paquetes (pues la cotización de sus acciones componentes se establece aquí), comiencen a adquirirlos masivamente, haciendo que se incremente su demanda, y, por lo tanto, los precios a los que se negocian allá. Para responder a esa mayor demanda, se pondrá nuevos paquetes de acciones en Nueva York, con lo que el fondo crecerá cada vez más. Mediante ese mecanismo, las empresas emisoras captarán recursos frescos y mejorarán su capitalización bursátil, es decir, su valor total. Con ello, además, la BVL ganará la liquidez que requería, y podrá reducir su inestabilidad.


Así como el Índice General refleja en forma consolidada o resumida el desempeño de las 33 acciones más importantes de la BVL, el índice de este ETF, denominado EPU, muestra lo que ocurre en Nueva York con las acciones que lo componen.

Quienes se interesen en su desempeño sólo tienen que ingresar aquí. También pueden rastrear el papel en Yahoo Finance, en Reuters, o en cualquiera de las otras páginas web especializadas, simplemente ingresando a la sección de la bolsa neoyorquina y digitando "EPU" en el casillero correspondiente. A modo de dato adicional señalaremos que el nemónico del ETF chileno es ECH, el del mexicano EWW y el del brasileño EWZ.


Rendimiento de los 4 ETFs latinoamericanos el último mes: el mexicano va adelante

Como ya dijimos, y según se observa en el primer gráfico, la negociación de este paquete accionario comenzó el 22 de junio, a un precio de US$ 24.44. Transcurrido un mes desde entonces, la evolución de su precio es sumamente interesante, pues el 23 de julio cerró en US$ 27.59, acumulando una rentabilidad muy atractiva, de casi 13%. Su cotización más baja hasta ahora ha sido de US$ 23.79, y la más alta de US$ 29.48. Sus montos negociados aún son bajos, con un promedio diario de 43 mil paquetes (lo que equivale a poco más de US$ 1 millón), aunque el último lunes se negoció 110 mil (US$ 2.5 millones).

Al 24 de julio, el ETF peruano ha alcanzado una capitalización bursátil (número de paquetes en circulación por su respectiva cotización en Nueva York) de US$ 31.5 millones. Cabe señalar que la capitalización del ETF chileno llega a US$ 331 millones, la del mexicano a US$ 624 millones, y la del brasileño a US$ 8,713 millones.

La expectativa es que el fondo crezca hasta unos US$ 100 ó 200 millones a fin de este año, y a unos US$ 500 millones a mediados del próximo, por efecto del número cada vez mayor de paquetes que se traslade a dicho mercado, y de su creciente cotización. En cuanto al monto negociado diariamente, se espera que llegue a unos US$ 15 ó 20 millones en un par de años.

El ETF en mención no es el primero que se lanza con base en un índice de nuestra bolsa. Hace algún tiempo se lanzó otro, pero no en Nueva York, sino localmente. Se trata del denominado Incatrack, que se basa en el rendimiento del conocido Índice Nacional de Capitalización (INCA), conformado por las 20 acciones más líquidas de empresas peruanas.

Como se puede ver, nuestro mercado de capitales está incursionando en nuevos ámbitos. También existe la intención de crear un ETF basado en bonos del gobierno. El éxito de una iniciativa como ésa constituiría la ratificación de la confianza en nuestro país, y significaría la consolidación de su proceso de globalización en materia financiera. Como para dar otro campanazo.

video

Temas tratados en Desarrollo Peruano