sábado, 27 de agosto de 2011

Inversión Extranjera Directa: Pese a todo, en Buen Nivel

Pese al nerviosismo reinante en los ámbitos externo e interno (en el primero por la incertidumbre derivada de los problemas fiscales y de deuda de Estados Unidos y Europa y en el segundo por la inquietud asociada al candidato y actual presidente Humala), la inversión extranjera directa (IED), aquella que no viene para especular, sino para quedarse en proyectos productivos de largo plazo, tuvo un monto bastante aceptable en el segundo trimestre.

Este fue de US$ 1,735 millones (monto solo levemente inferior al del primer trimestre), permitiendo totalizar en el primer semestre US$ 3,577 millones. De ese total semestral, las reinversiones (US$ 3,627 millones) y los aportes y otras operaciones de capital (US$ 250 millones) constituyeron los ingresos, en tanto que los préstamos netos con la matriz (US$ 299 millones) constituyeron las salidas.

Con ese flujo, el stock de IED arribado a nuestro país acumula a junio la importante cifra de US$ 45,427 millones, que supera al total de la deuda externa y representa el 28% del producto bruto interno.

Considerando que las dudas que el actual gobierno generaba entre los agentes económicos van dando paso a una creciente confianza, es de esperar que los montos de IED mejoren en los siguientes trimestres, a medida que se reactiven los grandes proyectos que ya estaban previstos, y que nuevos inversionistas recalen en nuestro país, atraídos por las grandes oportunidades que ofrece en múltiples aspectos, y seducidos por su excelente marco económico y legal. Entre los primeros se puede señalar a los nuevos megaproyectos cupríferos de Toromocho y Las Bambas (y las ampliaciones en las también cupríferas Antamina y Cerro Verde, y en la mina de hierro de Marcona), las petroquímicas de Pisco y Marcona (y muy probablemente la de etano en Ilo), el gran muelle norte multipropósito del Callao, el puerto para contenedores de Paita, el gasoducto andino del sur, el oleoducto en la selva norte que transportará el crudo del lote 67, la segunda pista del aeropuerto Jorge Chávez, el aeropuerto de Chinchero en Cusco, y las centrales eléctricas Kallpa IV y Chaglla. Con la ejecución de esos y muchos otros grandes proyectos, que solo esperan la confirmación del mantenimiento de la actual política, no hay duda de que muy pronto (probablemente este mismo año) la cifra record de US$ 7,328 millones alcanzada el año 2010 quedará largamente superada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog