lunes, 27 de mayo de 2013

IED continuó en Excelente Nivel

Pese a las indefiniciones y ambigüedad del gobierno en las semanas y meses anteriores, y a desafortunadas propuestas (como la de estatizar Repsol del Perú), que provocaron honda preocupación acerca del camino que seguiría el país en materia económica, afortunadamente la inversión extranjera directa (IED) no se ha detenido, y sigue fluyendo masivamente.

Así lo acaba de revelar el Banco Central de Reserva (BCR) en su más reciente Nota Semanal. Según la referida entidad, la IED en el primer trimestre del presente año llegó a la considerable cantidad de US$ 4,126 millones, la segunda más alta para un período trimestral, y sólo inferior a la del ultimo trimestre del año anterior.

Del referido total, US$ 1,670 millones correspondieron a reinversión (utilidades que en lugar de ser llevadas fuera se emplean para seguir ampliando la capacidad productiva), US$ 1,709 millones a préstamos netos con la matriz y US$ 747 millones a aportes y otras operaciones de capital (dinero fresco que ingresa al país).

De acuerdo a lo señalado, el stock (total acumulado) de IED llegado al Perú alcanza los US$ 67,574 millones, cifra que representa el 33.1% del producto bruto interno (según el cálculo efectuado por el BCR).

La noticia es muy buena, teniendo en cuenta que la IED es un recurso que ingresa al país no para fines especulativos de corto plazo, sino para quedarse durante plazos largos, incrementando la capacidad productiva interna y el empleo

Y la explicación para que ello ocurra es el adecuado marco macroeconómico vigente desde hace ya un par de décadas, así como la claridad de las reglas de juego y el trato respetuoso y no discriminatorio para con las inversiones. Dado que ese ambiente se mantendrá, pues (como veremos en otra nota) el gobierno ha decidido apostar más enfáticamente por ellas, se espera que el virtuoso proceso descrito continúe.

Los grandes proyectos en preparación o ya en construcción así lo aseguran. Ejemplos de ellos son las minas de Toromocho y Las Bambas, el Gasoducto Andino del Sur, tres petroquímicas (dos convencionales en Pisco y Marcona y una de etano en Ilo), el gran Muelle Norte Multipropósito en el Callao, el muelle para contenedores de Paita, la segunda pista y la nueva terminal del aeropuerto Jorge Chávez, la flota de trenes para el metro de Lima (tanto para la ya operativa Línea 1 como para la inminente y subterránea Línea 2), la Vía Parque Rímac (que ya ingresa a su etapa más intensa y visible de trabajos), nuevas centrales y líneas de transmisión eléctricas, ampliación de redes telefónicas, de cable e Internet, etc. A ellos se añaden muy importantes inversiones en las áreas inmobiliaria, industrial, agraria, comercial, etc.

Todo lo reseñado, y lo que sin duda está por venir, hace prever cifras que probablemente en un plazo bastante corto dejarán muy atrás las que hoy nos impresionan.

1 comentario:

  1. amigos de desarrollo peruano soy seguidor de su pagina web pero hace tiempo no publican en infraestructura edificios centros comerciales tlcs por favor publiquen sobre esos temas gracias desarrollo peruano

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog