jueves, 30 de mayo de 2013

Perú: Evolución del PBI Real 1950-2012

Aprovechando la información recientemente publicada por el Instituto Nacional de Estadística e Informática y el Banco Central de Reserva, hoy actualizaremos un interesante gráfico que publicamos hace varios años, referido a la evolución del producto bruto interno (PBI) real desde mediados del siglo pasado. El período considerado en esta ocasión es el que va desde el año 1950 hasta el 2012.

Por estar expresados en soles del año 1994 (es decir, soles con una capacidad adquisitiva constante), los datos permiten apreciar cómo evolucionó, en términos reales, el valor de lo producido por nuestro país. Por la misma razón, no pueden ser comparados con datos expresados en soles corrientes (los cuales están afectados por el fenómeno inflacionario) ni con los expresados en dólares corrientes (pues éstos, además del efecto precio, son afectados por la volatilidad del tipo de cambio).

Esa forma de presentar la información hace posible ver, por ejemplo, que el tamaño de la economía peruana se incrementó 4.2 veces (91250/21929) entre 1950 y 1985, disminuyó 10.1% (82032/91250) entre 1985 y 1990, y aumentó 2.7 veces (224624/82032) entre 1990 y el 2011. En los 62 años considerados, creció 10.9 veces, pasando de 21,929 a 238,790 millones de soles de 1994. Y si se echa una mirada al gráfico de abajo, que emplea la misma metodología de datos, se puede ver que en el año 2012 la economía peruana es nada menos que 33 veces más grande que en 1922.

La referencia que hacemos (con foto incluida) acerca de los presidentes que se sucedieron en el gobierno a lo largo de este extenso período permite determinar con facilidad quiénes de ellos propiciaron con sus políticas el avance económico de nuestro país y quiénes originaron graves retrocesos.

Los datos son oficiales hasta el año 2012. Para los años 2013 a 2016 (año en que finalizará el mandato del actual presidente) hemos empleado cifras estimadas por el Ministerio de Economía y Finanzas, que prevé un crecimiento anual de 6%.

Se puede ver claramente que los años entre 1950 y 1975 fueron, salvo escasas excepciones, de crecimiento sostenido. Durante las primeras décadas de tal período el país sacó provecho del auge de los precios de nuestros principales productos de exportación (debido a la turbulencia internacional generada por la guerra de Corea). Con esos abundantes ingresos, el Estado llevó a cabo una importante labor de construcción de infraestructura, que ayudó a impulsar la economía. Sin embargo, el protagonismo no dejó de estar en manos privadas, pues el Estado no intervenía mayormente en la actividad productiva.

Pero la situación fue variando gradualmente, y a fines de los años 60 e inicios de los 70 dio un giro radical, con el acceso al poder de la dictadura de Velasco, quien llevó a cabo las nefastas reformas que desencadenarían la catástrofe de los años siguientes. Con ellas, el Estado adquirió un papel protagónico en la producción, e impuso una serie de medidas contrarias a la libertad económica, como controles de precios, exorbitantes tasas arancelarias, cierre del mercado a las importaciones, trato discriminatorio contra la inversión extranjera, etc. A eso se añadió un desmedido gasto fiscal, tanto en el Gobierno Central como en las empresas públicas. El resultado de ello fue el descalabro económico, que se hizo manifiesto a partir de 1975.

Desde entonces, el Perú ingresó a una sombría etapa de terrible debilidad económica. A la creciente inflación se sumó un nivel cada vez mayor de estancamiento de la actividad productiva, que derivó en el incremento del desempleo y la sostenida caída de los salarios.

Los muy mediocres gobiernos que siguieron, de Morales Bermúdez, Belaúnde y García, lejos de desmantelar la irracional estructura productiva montada por Velasco (que era la que había desequilibrado por completo la economía), intentaron administrarla, con medidas timoratas y nulos resultados. Por si fuera poco, el primer gobierno de Alan García añadió al grave panorama existente una política económica totalmente populista e irresponsable, que terminó de hundir la actividad productiva. Al final de su mandato, en 1990, el PBI había retrocedido 10.1%, por debajo del nivel alcanzado en 1975. Mientras tanto, en esos quince años, la población creció 43%, llevando a que el PBI per capita resultara golpeado mucho más dramáticamente que el PBI total, como veremos en el cuadro que presentaremos dentro de algunos días.

La economía peruana es hoy 33 veces más grande que en 1922.

Afortunadamente, en los años 90 se llevó a cabo un cambio radical de la estructura económica nacional, pues se desmontó prácticamente todo el esquema velasquista y se reorientó el país hacia un modelo de libre mercado. Los resultados de ese viraje económico fueron muy rápidos e incuestionables. Con la apertura y liberalización, las inversiones nacionales y extranjeras no tardaron en hacerse presentes, propiciando un sostenido y elevado crecimiento del PBI.

Dicha política económica, iniciada durante el gobierno de Fujimori, no ha sido abandonada hasta hoy, pues tanto Toledo, como García y Humala, la han mantenido o perfeccionado a través de medidas o reformas importantes y necesarias, como la eliminación del absurdo régimen de Cédula Viva, la suscripción de numerosos tratados de libre comercio, políticas de mayor inclusión social, etc.

5 comentarios:

  1. ¿Entonces eso que recientemente los peruanos hemos recobrado nuestro poder adquisitivo de 1975 es florazo?

    ResponderEliminar
  2. Eso se logró en el año 2006, tal como veremos en un próximo gráfico, referido a la evolución del PBI real per capita.

    ResponderEliminar
  3. Hola, hace unas semanas encontré tu blog de casualidad y me gustó mucho. Este post me parece sumamente interesante e ilustrativo puesto que nos permite ver que políticas nos llevaron a la solidez macro económica de la que gozamos (y espero mantengamos) hoy y que políticas nos llevaron a la debilidad que sufrimos en los 80s. El tema que a veces no se comprende todavía es que para desarrollarnos como nación se necesita avanzar en aquello que hemos descuidado (educación, igualdad de oportunidades, infraestructura y generación de valor agregado a nuestros productos) y no retroceder en lo que si hemos avanzado (macro economía, apertura comercial, estabilidad política).
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. disculpa me podrias decir sobre la evolucion del estado peruano no encuentro nada en otras páginas

    ResponderEliminar
  5. Apenas tengamos la información oficial efectuaremos una actualización de este tema.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog