miércoles, 4 de diciembre de 2013

Vía Parque Rímac: Cubriendo el Túnel

Al acercarse la época de las lluvias en la sierra, y por ende de aumento del caudal de los ríos que descienden de ella hacia la costa, las obras del túnel subfluvial que forma parte de la gran vía expresa denominada Vía Parque Rímac se aprestan a ser paralizadas por unos meses, hasta un momento más propicio. Así lo hace saber el siguiente comunicado del consorcio constructor.

Todo está siendo preparado para que el agua discurra según lo planeado desde el inicio del proyecto, es decir, por encima de la parte ya construida del viaducto, que ha sido adecuadamente impermeabilizado con material plástico y recubierto con una gruesa capa (de casi un metro de alto) de tierra y grandes rocas, que conformará, de ahora en adelante, el nuevo lecho del río. Así lo muestran las siguientes excelentes imágenes, tomadas de la web Skyscrapercity.

La primera nos deja ver la forma en que han sido taponeadas las bocas del túnel, con el fin de impedir el ingreso del agua. Esto se ha llevado a cabo mediante grandes bloques de concreto sostenidos con tierra y piedras.

Es decir, ya no ocurrirá lo de diciembre del año pasado, cuando, a raíz de unas prematuras lluvias en la sierra, el río incrementó antes de tiempo su caudal y, en su furia, derribó parte del muro de contención del canal provisional construido junto a la Vía de Evitamiento (el mismo que permite apartar las aguas y trabajar en el lecho fluvial) e inundó completamente el interior del túnel, haciendo temer por su integridad.

Esta vez, en cambio, el río podrá discurrir tranquilamente por su amplio y pedregoso nuevo cauce, situado sobre el techo del túnel, tal como lo muestra el siguiente video de la Municipalidad de Lima.



Allí se puede ver que el canal provisional será parcialmente bloqueado, para que el agua del río eleve su nivel, y se vea obligada a deslizarse hacia su cauce tradicional. Luego, cuando las obras se reanuden (entre marzo y abril del próximo año), el canal será desbloqueado, para que continúe cumpliendo su función de apartar transitoriamente el agua, permitiendo que se siga construyendo el viaducto.

Pero si bien habrá un receso en lo que atañe a la parte constructiva del túnel, no habrá una total desatención del mismo. Los siguientes meses, de elevado y torrentoso caudal, serán empleados para poner a prueba su fortaleza, así como su grado de impermeabilidad ante la gran masa de agua que discurrirá sobre su techo. Además, de no detectarse ningún problema al respecto, se avanzará con su acabado y equipamiento, lo que incluirá la instalación de parte de los sistemas contemplados para esta espectacular infraestructura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog