miércoles, 19 de agosto de 2009

El Tren ya tiene Financiamiento

Buenas noticias para el Metro o Tren Eléctrico. Tal como se preveía, dada la importancia del proyecto y la buena reputación crediticia del país, la Corporación Andina de Fomento (CAF) aprobó ayer el préstamo por US$ 300 millones que le había solicitado el gobierno peruano. Con ello, el famoso tren parece encarrilarse en forma definitiva.


Como sabemos, la decisión de construirlo como obra pública ya estaba tomada, ante el fracaso en hallar un inversionista privado. Sólo faltaba definir el tema del financiamiento. Como ya hay luz verde al respecto, las cosas deberían marchar con rapidez en lo sucesivo.

El siguiente paso será elegir a la empresa que se encargará de las obras civiles, que incluyen la construcción del viaducto elevado en el tramo entre las avenidas Javier Prado y Grau, y la culminación de este en el tramo Puente Atocongo-Javier Prado, que se halla inconcluso. En ambos se deberá construir las estaciones e instalar el equipamiento electromecánico (rieles, catenarias, sistemas de comunicaciones, etc.). La entrega de la buena pro sería a fines de setiembre, así que ya no falta mucho.


Luego vendrá, también en este año, la entrega en concesión, a un inversionista privado, del negocio propiamente dicho, para que este se encargue de explotarlo en forma eficiente y con una tarifa razonable. Felizmente, existe mucho interés, como lo demuestra el hecho de que habría más de 20 postores. Uno de ellos, el que resulte ganador, operará la actual flota de trenes (notoriamente insuficiente), que deberá completar con material nuevo. Según estimaciones, se necesita 7 trenes y 48 vagones adicionales. Esperamos que sean máquinas de buena calidad, eficientes y de bello diseño, que hagan que haya valido la pena tanta espera.

El financiamiento de la CAF (que representará el 45% de la inversión requerida, pues el 55% restante lo pondrá el Estado), también permitirá llevar a cabo los estudios del tramo que irá desde la avenida Grau hasta San Juan de Lurigancho. Será, pues, un dinero muy productivo, que no sólo viabilizando la obra física, sino también propiciando un estudio serio y riguroso (el que faltó en los años 80), permitirá volver a la vida a un casi desahuciado proyecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog