domingo, 4 de octubre de 2009

El Perú en el Ranking Latinoamericano: PBI 2008 (y Estimaciones 2009 y 2010)


Hace pocos días, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha publicado su muy esperado World Economic Outlook (WEO) (Perspectivas de la Economía Mundial), correspondiente a octubre del 2009. En el anexo estadístico de dicho documento destacan los principales indicadores macroeconómicos de casi todos los países del mundo. De allí extraemos, para el ranking de hoy, el dato acerca del producto bruto interno (PBI) de los países latinoamericanos, tanto en términos nominales (en dólares corrientes) como en términos de Paridad de Poder Adquisitivo (PPA).

El primer dato, como se sabe, resulta simplemente de tomar el PBI nominal en la moneda nacional y convertirlo a dólares, de acuerdo al tipo de cambio oficial promedio del año. Lamentablemente, si la moneda se halla subvaluada o sobrevaluada, el dato del producto puede resultar muy distorsionado, llevando a pensar que una economía es más pequeña o más grande de lo que realmente es.

El método del PPA, en cambio, no se limita a medir de esa forma el producto, sino que además determina su capacidad de compra, teniendo en cuenta los costos y precios vigentes dentro de cada economía, los que suelen ser muy diferentes en uno y otro país. Así, permite obtener un dato con una unidad de medida uniforme para todos los países, haciendo posible una comparación válida, y por eso resulta un método de medición mucho más realista y aceptable.

Al observar los datos latinoamericanos con ambos indicadores, se aprecia fácilmente que, en la gran mayoría de casos, el PBI en PPA es significativamente mayor que el expresado en términos nominales. Eso se debe a que en nuestros países los niveles de precios y costos son sumamente bajos en comparación con los estándares de los países desarrollados, haciendo que la capacidad de compra resulte bastante mayor de lo que sugieren los relativamente bajos niveles de ingresos.


El cuadro nos permite ver la gran distancia existente entre Brasil y el resto de países. No en vano el coloso latinoamericano ya se ubica entre las diez principales potencias económicas del mundo. En el 2008, su PBI en términos corrientes superó los US$ 1.5 billones, en tanto que en términos de PPA se acercó a los US$ 2 billones.

La segunda potencia latinoamericana, México, cerró el año pasado con un PBI nominal de poco más de US$ 1 billón, y uno en términos de PPA ligeramente superior a US$ 1.5 billones.

Argentina es la tercera economía más grande de la región. Si bien su PBI del año 2008 fue apenas superior al de Venezuela, y sería inferior a este a partir del 2009, el dato más relevante, es decir el PBI PPA, indica que su tercera posición latinoamericana está segura, pues en esos términos supera ampliamente al país llanero.

Venezuela es uno de los pocos países donde el PBI en PPA resulta igual o inclusive inferior al expresado en términos nominales. Esto se debe, de una parte, a la notoria sobrevaluación de su moneda, el bolívar fuerte (haciendo que su PBI nominal luzca apreciablemente "inflado"), y de otra al elevado nivel de costos internos, que hace que la capacidad adquisitiva de su población, contrariamente a lo que ocurre en el resto de países latinoamericanos, sea en realidad bastante menor de lo que los datos nominales sugieren. Por eso, mientras que en términos nominales el PBI venezolano es ya casi el tercero de Sudamérica, en términos de PPA es apenas el quinto, pues también es superado por Colombia.


El Perú es, en términos nominales, la séptima economía latinoamericana, luego de Chile. Pero su PBI se aproxima cada vez más al de este país, haciendo prever que lo superará en menos de diez años. Si se considera el dato en PPA, nuestro país ya es desde el año 2008 el sexto de la región, situación que, como se aprecia en el cuadro, tiende a consolidarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog