martes, 30 de marzo de 2010

Un Nuevo Nuevo Sol, ahora de Colección

Tal como solía hacer con frecuencia en los años 80, el Banco Central de Reserva acaba de poner en circulación una nueva moneda. Pero, a diferencia de aquella lamentable época, no se trata de una emisión destinada a reemplazar a una antecesora que había caído pulverizada por la hiperinflación. Actualmente, prácticamente no hay inflación, y, por lo tanto, el Nuevo Sol, sumamente sólido, no requiere de ningún reemplazo.


Se trata, más bien, de la emisión de un Nuevo Sol de colección, que tiene por fin resaltar los mejores atributos culturales, históricos y geográficos de nuestro país, en una serie denominada "Riqueza y Orgullo del Perú". Ésta se hallará conformada por 24 diseños diferentes de nuestro signo monetario, que serán emitidos a lo largo de los siguientes diez años. Las nuevas monedas no reemplazarán a la actual, sino que circularán paralelamente con ésta.

El primer diseño tiene en su reverso nada menos que al célebre Tumi de Oro, emblemático cuchillo ceremonial de la Cultura Lambayeque o Sicán, luego hecho suyo por la Cultura Chimú. El anverso es prácticamente idéntico al actual. De la flamante moneda, de curso legal, se ha acuñado diez millones de piezas.

Bajo las condiciones actuales, de gran estabilidad macroeconómica, sí resulta grato recibir una nueva moneda. Afortunadamente, quedó muy atrás la época en la que anuncios como éste sólo certificaban que la moneda previa ya no valía nada y preludiaban agravamientos de la vorágine hiperinflacionaria en la que el país se hallaba sumido. Ahora, en cambio, sabiendo que mantiene su valor, hasta la podemos coleccionar.

1 comentario:

  1. Esas monedas cada día valdran mas, como objetos de coleccion. Las del primer gobierno de Alan en cambio, hay que venderlas al peso, como simple metal, pues tienen cero valor de coleccion.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog