sábado, 12 de mayo de 2012

Crecimiento Anual del PBI 1922-2011

Dado el interés que suele suscitar el crecimiento a largo plazo de nuestra economía, y aprovechando que el Banco Central de Reserva ha publicado cifras al respecto en su Memoria 2011, en esta oportunidad actualizamos una nota que publicamos el año 2009, con información referida al período 1922-2011.
Los datos muestran la variación real del PBI anual para todo ese extenso período de 90 años. Gracias a ellos se puede apreciar qué períodos de la historia económica peruana del siglo XX y de lo que lleva de transcurrido el XXI fueron los más prósperos y cuáles los de mayores penurias.

La economía en azul y rojo: nueve décadas de PBI (hacer click para ampliar)

Se observa que la economía tuvo un crecimiento bastante importante en los años 20, pero luego cayó fuertemente, a raíz de la grave crisis de 1929, que afectó a todo el mundo. Tras unos años de recuperación, sobrevino la Segunda Guerra Mundial, que también causó estragos, aunque no tan graves como los de la gran depresión.

Terminada la guerra, el país atravesó, excepto en algunos años, un largo período de recuperación y crecimiento sostenido.

Ese período de bonanza terminó a mediados de los años 70, al comenzar a hacer efecto la política estatista puesta en marcha a fines de los años 60 por la dictadura de Velasco. Esa política, caracterizada por gasto público desenfrenado, controles, prohibiciones, subsidios y otras medidas de corte populista y heterodoxo, dio lugar a graves desequilibrios macroeconómicos y desalentó las inversiones privadas. El entorno internacional, de drástica subida del precio del petróleo, agravó la situación de una economía profundamente debilitada, produciéndose como resultado de todo lo anterior una notoria desaceleración y posterior caída del PBI.

En los años 80, la caída se hizo más acelerada, debido a un manejo macroeconómico que, lejos de corregir los problemas de fondo heredados del velascato, convivió con ellos. El clímax llegó en el lamentable primer gobierno de Alan García, en el cual, al intentar forzarse una recuperación basada en un irracional impulso de la demanda, se generó un desequilibrio de grandes proporciones, traducido en una hiperinflación que pauperizó a la ciudadanía y degeneró en una terrible recesión. El gráfico es ilustrativo: en él se puede ver que la crisis de los años 80 fue la peor del siglo, mucho más letal que la derivada del crac de 1929.

Felizmente, en los años 90 se desmanteló el nefasto esquema velasquista y se adoptó una política de libre mercado, que, afortunadamente, no ha sido variada desde entonces. Como por arte de magia, con ese esquema desapareció la inflación y retornaron las inversiones y el crecimiento. Los resultados saltan a la vista: los últimos veinte años se hallan entre los mejores del siglo para nuestra economía.

2 comentarios:

  1. Los grandes meritos del actual modelo de crescimiento son justamente el control fiscal e inflacionário y la retomada del crescimiento economico sustentado por elevadas tasas de IED y las exportaciones. De todas formas la intervención estatal se hace mas que nunca necesária, no para distorcer el mercado sinó para garantizar el buen funcionamiento del mismo via fortalecimiento institucional (organos de regulación), inversión en infraestructura (coordinando los principales proyectos y concesionando su ejecución y administración siempre que posible a agentes privados) y ampliación de los servicios de educación y salud. Una política de libre mercado por sí sola no es suficiente. El Perú ha escojido este modelo y hay que perfeccionarlo sin cambios bruscos y sin comprometer la estabilidad macro.

    ResponderEliminar
  2. Se ve claramente que nuestra economia ha ido dando tumbos entre 1922-2011, eso ha sido el problema de nuestro pais, falta de crecimiento sostenido.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog