domingo, 8 de junio de 2014

El Perú en el Mundo: Producción de Alcachofas 2012

En esta ocasión tenemos otro bien en cuya producción el Perú destaca mundialmente. Se trata de la alcachofa, cultivo de meteórico ascenso productivo en nuestro país, a tal punto que ha permitido a éste superar a tradicionales grandes productores y ubicarse en un lugar  muy destacado en el ámbito global.

Así lo revelan los datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO por su sigla en inglés) correspondientes al año 2012. Éstos indican que el Perú se sitúa en este rubro agrario únicamente por detrás de Egipto, Italia y España.

El país del norte de África acaba de encumbrarse en el primer lugar al haber logrado superar a Italia, que hasta el 2011 era, con gran ventaja, el líder indiscutible.

Como se puede ver, el Perú es el principal productor fuera de la zona del Mediterráneo (su lugar de origen y donde más abunda). Según la FAO, la producción nacional alcanzó las 141,496 toneladas.

En realidad, si bien nuestro país figura desde los años 60 entre los veinte primeros productores, ingresó a una fase de auge recién en el presente siglo, particularmente desde el año 2003, cuando su producción (multiplicándose dieciséis veces, y creciendo a una tasa anual de 74%) pasó de 8,406 toneladas en el 2002 a 134,244 en el 2007. Ese vertiginoso incremento le permitió ascender del puesto 15 que ocupaba en el 2002, al 9 en el 2004 (superando a Chile y Estados Unidos), y luego al actual cuarto lugar (dejando atrás a Argelia, China, Marruecos, Francia y Argentina). Es decir, de actor muy marginal y luego de segundo orden en el mercado de la alcachofa, el Perú ha pasado a ser una de las grandes potencias mundiales. Sin embargo, en los últimos años la producción ha moderado su tasa de crecimiento, e inclusive retrocedido levemente en algunos de ellos, afectada por la desaceleración del consumo en los principales mercados compradores. Así ha ocurrido en los años 2008, 2009 y 2012. En cuanto al rendimiento, el de nuestro país también es uno de los más altos del mundo, con aproximadamente veinte toneladas por hectárea.

La alcachofa es muy demandada tanto por su agradable sabor como por sus propiedades nutricionales y terapéuticas, particularmente digestivas, antirreumáticas, diuréticas, cardiovasculares y antidiabéticas.
En nuestro país se le cultiva principalmente en la costa (desde fines de abril hasta enero), pero también en varios lugares de la sierra (desde octubre hasta mayo), siendo los principales productores los departamentos de Junín, Ica, Lima, Áncash, La Libertad, Arequipa y Cusco.

Su gran producción, que como acabamos de ver se extiende a una gran parte del año, le permite al Perú ser también uno de los principales exportadores, con ventas que se destinan a unos veinte países. De ellos, Estados Unidos es el mayor comprador, situación que se está consolidando por su creciente tendencia a incorporar al producto como parte de la dieta regular, y ya no sólo como alimento exótico y eventual. Otros compradores importantes son España, Francia y Alemania.

Gracias a su impresionante desempeño en los últimos años, la hortaliza en mención se ha convertido en uno de los principales productos nacionales de agroexportación no tradicional, con montos que en el año 2012 superaron los US$ 120 millones y el 2013 los US$ 100 millones. La mayor parte de dicha venta externa se lleva a cabo en conservas de vidrio o lata, con el corazón y el fondo de la alcachofa en salmuera. Solo una pequeña parte se vende en su estado natural o refrigerada. A España se exporta principalmente alcachofines (de 2 a 4 centímetros de diámetro).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog