martes, 3 de junio de 2014

El Perú en el Ranking Latinoamericano: Calificación Crediticia según Dagong Global (a Junio del 2014)

En nuestro blog, hemos visto repetidas veces cómo marcha nuestro país en materia de calificación crediticia según las muy conocidas agencias Standard and Poor´s (S&P), Fitch y Moody's.

Esta vez tenemos la visión de la agencia china Dagong Global, creada el año 2009 como respuesta del país oriental al protagonismo en esta materia por parte de las referidas agencias norteamericanas. El primer reporte de la entidad asiática tuvo lugar en julio del año 2010, e incluyó el rating de cincuenta países. Tres meses después incluyó a otros nueve, entre ellos el Perú, y luego ha seguido incrementando el número de los evaluados.

Como se sabe, la calificación crediticia se determina tomando en cuenta la que las agencias mencionadas asignan a los bonos soberanos de largo plazo en moneda extranjera emitidos por el país analizado. Una más alta indica más sólidos fundamentos y mejores cifras en los múltiples aspectos considerados en la evaluación, lo que se refleja en una mejor capacidad de pago de la deuda. Y siendo así, incrementa la probabilidad de que sus emisiones de bonos en los mercados internacionales de capital se efectúen exitosamente, tanto en lo que atañe a demanda, como a tasas de interés y plazos. Es decir, contribuye a que el país obtenga mejores condiciones de financiamiento, las que luego se traducen en los créditos que las empresas y personas reciben localmente. Pero eso no es todo: una mejor calificación crediticia también genera más confianza a los agentes económicos internos y externos, propiciando el incremento de las vitales inversiones.

Hecho este prolegómeno, revisemos los datos, provenientes de la página web de la agencia y correspondientes a las últimas evaluaciones efectuadas. La nomenclatura empleada es similar a las de S&P y Fitch. Al igual que en éstas, se considera que el Grado de Inversión se inicia con el rating BBB-, y que toda calificación inferior corresponde únicamente al Grado de Especulación.

Se puede ver que, tal como en las otras evaluaciones, la economía chilena es la mejor calificada de la región, con un rating de AA-. Le siguen las de Panamá y Brasil, ambas con A-.

Luego se ubican el Perú y Colombia con BBB+ (con ligera ventaja para nuestro país, que tiene perspectiva positiva, versus la estable de nuestro vecino del norte), y tras ellos México, con BBB. Teniendo en cuenta que el rating que le fue asignado al Perú ya tiene más de tres años, y que éste se halla con perspectiva positiva, no sería de extrañar una pronta mejora en la evaluación, que implicaría su primera e histórica A (en este caso una A-).

Todos los países que acabamos de mencionar gozan del Grado de Inversión según Dagong, que en este sentido efectúa una evaluación bastante parecida a las de las otras tres agencias. Pero la agencia china no sólo les asigna tal destacada calificación a esos países, sino también a Bolivia, que al haber recibido un rating de BBB- también accede a esta honrosa categoría (a diferencia de lo que ocurre con las otras agencias, que todavía la califican unos tres escalones por debajo de ésta).

A continuación figura Uruguay, que no goza para la calificadora asiática de la misma reputación de la que goza con las norteamericanas, por lo que aún no es considerado, como sí hacen éstas, dentro del Grado de Inversión, sino únicamente en el nivel BB+, similar al de Venezuela.

Cierran la tabla Ecuador con B- y Argentina, que en enero del presente año recibió, debido a su complicada situación, un downgrade, de CC a CC-.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog