martes, 18 de mayo de 2010

Fondo Privado de Pensiones ya Supera los US$ 25 Mil Millones

Como prueba de que la dura etapa de la crisis financiera internacional quedó completamente superada, los recursos que manejan las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) ya se recuperaron totalmente de las pérdidas sufridas en el 2008 y sobrepasan los US$ 25 mil millones.

Aunque ésa no es una cifra comparable, por ejemplo, con la del gigantesco fondo chileno (más de US$ 115 mil millones), no deja de ser muy importante. Prueba de ello es que supera holgadamente al total de la deuda externa pública peruana (US$ 20,600 millones), y representa aproximadamente el 20% del producto bruto interno (en el año 2000 sólo representaba el 5.2% de éste). Además, por dos razones, es fundamental para el futuro de nuestro país.

La primera es que asegura la tranquilidad, en la etapa jubilatoria, de sus 4.5 millones de afiliados, quienes, durante su etapa laboral efectúan, mes a mes, sus aportes, con el objeto de que sean adecuadamente rentabilizados por las AFP, mediante prudentes, pero a la vez inteligentes inversiones.

La segunda es que constituye uno de los pilares del desarrollo nacional, debido a que, por ser un ahorro que en su mayor parte sólo será empleado luego de un considerable número de años, se halla disponible como una inmejorable fuente de financiamiento de largo plazo, algo de lo que nuestro país anteriormente carecía.

Teniendo a las AFP como grandes depositantes en los bancos, y como poderosísimas compradoras de todo tipo de títulos (bonos y acciones del sector privado, papeles de la deuda pública, etc), los agentes económicos, ya sean los privados o el Estado, pueden obtener cuantiosos recursos, tanto de manera indirecta (a través del sistema financiero) como directa (en el mercado de capitales). Así, las empresas pueden financiar sus inversiones de largo plazo, y los bancos y otras entidades financieras pueden otorgar créditos (por ejemplo hipotecarios) a plazos cada vez más extensos.

Este cuantiosísimo ahorro interno ha sido uno de los principales pilares para que el Perú reduzca significativamente su deuda externa, que ahora registra un nivel totalmente manejable, inclusive menor que el de las reservas internacionales.

Y a todo esto, ¿cómo van las rendimientos para los afiliados? Según datos a fines de abril, los fondos de pensiones han obtenido una excelente rentabilidad promedio en los últimos doce meses: nada menos que 23.5%, con Prima logrando la mayor tasa (25.9%) e Integra la menor (21.8%).
Esto ha sido posible gracias a una cartera hábilmente manejada y adecuadamente diversificada, en la que el mayor porcentaje de las inversiones (45.9%) se destina a adquirir títulos de las empresas no financieras, emisoras de las apetecidas acciones, las cuales absorben el 29.3% del total.
Les siguen, con 22.0%, las inversiones en el exterior, que también se destinan preferentemente a las acciones (5.7%), así como a los fondos mutuos (5.4%) y a los paquetes accionarios denominados American Depositary Shares o ADS (5.3%).
En el tercer lugar de esta bien diversificada cartera figuran las adquisiciones de valores del gobierno (18.8%), en tanto que en el cuarto las inversiones orientadas a las empresas del sistema financiero (13.4%), destinadas principalmente a depósitos y a la compra de las acciones y bonos que éstas emiten.

De la manera descrita, las AFP velan por el futuro de sus afiliados y contribuyen con el desarrollo nacional. Actualmente vienen evaluando la constitución de un fondo que se especializará en invertir en varios grandes proyectos de infraestructura. Esperamos, pues, que dichos planes prosperen y se tornen cada vez más ambiciosos, y que el fondo siga creciendo aceleradamente (se estima que podría llegar a los US$ 50 mil millones en el 2014), para que se multiplique su capacidad de impulsar, a través de un abundante y sostenido financiamiento, la actividad productiva nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog