domingo, 19 de agosto de 2012

Calificación Crediticia Latinoamericana (versión Moody's): una Imagen del Avance

En una suerte de carrera hacia la triple A, los países latinoamericanos vienen llevando a cabo grandes esfuerzos para mejorar su calificación crediticia. Lo hacen porque saben que una opinión favorable en este aspecto por parte de las grandes agencias que efectúan la evaluación (Standard & Poor's, Moody's y Fitch) les permite acceder mucho más fácilmente, y en mejores condiciones, a la inversión y al crédito internacional. Un ejemplo de ello se tiene al realizarse las emisiones de bonos soberanos, en las que un país bien calificado tiene mucho mayores probabilidades de atraer a los inversionistas, y por ende colocar sus papeles a menores tasas y a plazos más largos.

Dado que una imagen vale más que mil palabras, recurrimos una vez más a nuestro simpático gráfico en el que, valiéndonos de las correspondientes banderas, podemos apreciar la situación actual de los países en esta materia, esta vez teniendo en cuenta la calificación de la agencia Moody's, la misma que hace tres días acaba de elevar la calificación peruana, pásandola del nivel Baa3 al Baa2.

Podemos ver que Chile, con su rating Aa3, es el país latinoamericano más destacado en esta evaluación. Nuestro vecino del sur se halla apenas a tres pasos de alcanzar la máxima puntuación, la misma que actualmente detentan países tan desarrollados y económicamente estables como Alemania, Noruega y Suiza.

Cuatro escalones más atrás se sitúa México, con un rating de Baa1, y uno después, con el rating Baa2, Brasil (que lo obtuvo en junio del 2011) y el Perú (que lo acaba de obtener). Ambos países figuran con perspectiva positiva, por lo que no es nada remota la probabilidad de un futuro upgrade.

Un peldaño más atrás, con la nota Baa3, se sitúan cuatro países: Panamá, Uruguay, Costa Rica y Colombia, los dos primeros con perspectiva positiva y los dos últimos con perspectiva estable. Con ellos se cierra el grupo de los países latinoamericanos que detentan el Grado de Inversión.

Luego figuran los países con Grado de Especulación, desde Guatemala, que está cercana de ingresar a la instancia de honor, hasta Cuba y Ecuador, con las más bajas calificaciones, propias de países de muy deficiente reputación crediticia. Son notorias, en este rezagado grupo, las presencias de dos de las principales economías latinoamericanas. la tercera, Argentina, con un rating de B3, y la quinta, Venezuela, con uno de B2.

1 comentario:

  1. Vamos para ADELANTE!! =) A trabajar muy duro y a dejar de fijarse en el vecinito, necesitamos amar más a nuestro pais como colectivo, el bien de uno es el bien de todos!! cuando eso suceda seremos los mas grandes de la region por los recursos de todo tipo que ostentamos. A trabajar!

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog