martes, 28 de agosto de 2012

Para S&P, el Perú tiene Perspectiva Positiva

Si bien aún no ha efectuado el upgrade al ansiado nivel de BBB+ (tercero dentro del grado de inversión), la importante calificadora de créditos Standard & Poor's (S&P), ha hecho hoy un interesante señalamiento acerca de la economía peruana.

En efecto, además de haber emitido la siguiente nota, en la que comenta muy favorablemente acerca de nuestro desempeño económico, ha mejorado la perspectiva de nuestra calificación crediticia, pasándola de la situación de Estable a la de Positiva. Con ello deja entrever que, salvo reveses o circunstancias muy adversas, en un plazo relativamente corto (habla de un período de dos años, pero que fácilmente podría ser menor) podría mejorar el rating peruano, que desde agosto del 2011 se halla, para esta agencia, en el nivel BBB.

Como se observa en su comunicado, S&P espera que la fuerte inversión que se viene registrando en el país continúe sosteniendo el crecimiento del producto interno bruto en los siguientes años, robusteciendo los pilares macroeconómicos en los que se basa el rating peruano. Si bien las deterioradas condiciones de la economía global podrían reducir la tasa de crecimiento del Perú a un 5.5% en los siguientes tres años desde un promedio de más de 7% en los últimos cinco, la agencia espera que la sostenida inversión impulse los volúmenes exportados, y que ello ayude a mitigar la exposición del país a los precios de los commodities.

También menciona que, pese a la suspensión de Conga, otros numerosos grandes proyectos siguen en camino, y que, si se completara la mayor parte de los proyectos cupríferos anunciados, las exportaciones de cobre se triplicarían para el 2016. Asimismo señala que aunque la mitad de la inversión prevista en los siguientes tres años será en la minería, también se espera otros grandes proyectos en las áreas de infraestructura, gas, petróleo y electricidad, todos los cuales mejorarán la diversificación económica y el crecimiento del empleo.
Adicionalmente manifiesta que, si bien el actual gobierno está decidido a aplicar una intensa política de inclusión social, mediante el gasto social y en infraestructura y la mejora de los salarios en el sector público, lo está haciendo de una manera gradual, con un enfoque fiscal prudente, lo que permite prever que el ratio Deuda del Gobierno/PBI siga disminuyendo en los próximos años.

Sin embargo, el informe también señala que aún subsisten problemas, que, de no ser adecuadamente manejados, podrían afectar la calificación. Entre ellos destacan la fragilidad de las instituciones políticas, la fragmentación económica, social y étnica, y la aún elevada dolarización.

Es de esperar que el país siga transitando por el camino de las cosas positivas señaladas por S&P, y que a la vez tenga en cuenta los aspectos aún pendientes, buscando resolverlos. De esa manera, además de viabilizar una pronta mejora de la calificación, hará posible un clima económico más propicio, en beneficio de todos los peruanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog