lunes, 27 de agosto de 2012

El Perú en el Ranking Latinoamericano: Calificación Crediticia (Agosto 2012)

Teniendo en cuenta la feliz circunstancia de que la calificación crediticia del Perú fue mejorada hace algunos días por la agencia Moody's, en esta oportunidad presentamos en nuestro ranking semanal la situación de los países de la región en este aspecto, no solo con la opinión de dicha agencia, sino también con las de las otras más importantes en el negocio: Standard & Poor's (S&P) y Fitch.

Como se sabe, la calificación se determina según la que asignan dichas agencias a los bonos soberanos de largo plazo en moneda extranjera emitidos por los diferentes países. Una más alta indica más sólidos fundamentos y mejores cifras en los múltiples aspectos considerados en la evaluación. Y siendo así, mayores son las probabilidades de que sus emisiones culminen exitosamente, tanto en cuanto a demanda, como a tasas de interés y plazos.

Los datos que siguen, provenientes de las páginas oficiales de las mencionadas entidades, muestran en color verde a los países con grado de inversión, y en anaranjado a los que aún son considerados meramente especulativos. El cuadro también indica la perspectiva del país en el tema, la cual va desde Positiva (+) para aquellos cuyos indicadores económicos y financieros hacen prever una pronta mejoría de su rating, hasta Negativa (-), asociada a indicadores relativamente débiles, anunciadores de un probable downgrade.

La primera observación que se puede hacer a partir del cuadro y su comparación con los publicados anteriormente es la paulatina extensión del color verde, reflejando que cada vez más países acceden al codiciado Investment Grade.
Resulta meritorio que ello ocurra en un contexto tan incierto como el actual, mostrando que las economías latinoamericanas vienen sorteando relativamente bien las dificultades externas.

El país con las mejores notas es, sin duda, Chile. El país de alargada geografía no tiene émulos regionales en esta materia y se halla cómodamente instalado en el primer lugar, ostentando una letra A resultante de una política económica e indicadores exitosos, que inspiran confianza en los mercados financieros y de inversión.

Varios escalones más atrás, pero ya en el ámbito de la letra B, le sigue México, que en los últimos años sufrió varios tropiezos que le hicieron perder terreno, pero que actualmente viene intentando remontar posiciones.

Apenas un peldaño después se encuentran el Perú y Brasil, ambos calificados de manera casi idéntica por las tres agencias. Sin embargo, el día 28 de agosto nuestro país acaba de sacar una levísima ventaja, pues su perspectiva ha sido mejorada de estable a positiva por parte de S&P.
Si bien nuestro gigantesco vecino está librando actualmente una dura lucha contra la inflación, que le está provocando problemas en cuanto a crecimiento, el nuestro, pese a tener una política económica más abierta y sólida, que le permite crecer más sostenidamente, aún exhibe debilidades institucionales y de gobernabilidad, así como fuertes dependencias en el sector externo, todas las cuales generan dudas.

Luego se sitúan Panamá (levemente rezagado por Moody's) y Colombia. Con ellos se cierra el grupo de los países latinoamericanos con triple grado de inversión. A continuación figuran Uruguay y Costa Rica, con grado de inversión de solo dos y una agencia, respectivamente.

Los restantes países, encabezados por Guatemala, solo exhiben Grado de Especulación. Los casos más notorios en este grupo son los de Venezuela, situado en el décimo cuarto lugar regional, con modestas calificaciones de B+ y B2, y Argentina, ubicada décimo sexta, y calificada con notas B y B3.

La lista la cierran Ecuador, Nicaragua y Cuba, con calificaciones sumamente deficientes, que, al atribuirles una muy mala reputación crediticia, les restringen severamente el acceso a los mercados financieros y a las inversiones privadas.

Nota: el texto y el cuadro de este artículo fueron modificados el día 28 de agosto, con el objeto de consignar la mejora de la perspectiva peruana por parte de S&P.

1 comentario:

  1. Que bien por mi amado PERU. Algo que me da orgullo es que tenemos exito en base al ESFUERZO y ademas saltando vallas terribles como el terrorismo, lo cual es contrario a otras historias donde el progreso nace en una circunstancia de derechos violentados, para empujar salvajemente a los elementos del progreso. Me gusta la historia del progreso economico de mi pais, si este progreso estuviera bañado en sangre y verguenza historica, no me sentiria orgulloso para nada.
    ¡QUE VIVA EL PERU!

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog