lunes, 20 de agosto de 2012

Excavando un Túnel Subfluvial en Lima

En la Vía Parque Rímac (la gran autopista que se viene construyendo y que permitirá un fluido y rápido tránsito vehicular entre las zonas este y oeste de Lima) los trabajos están centrados actualmente en el túnel subfluvial, en pleno corazón de la ciudad.

El viaducto, que discurrirá bajo el lecho del río Rímac, y cuya longitud será de dos kilómetros, tendrá su entrada oeste en las inmediaciones del puente Santa Rosa (avenida Tacna) y su entrada este en las proximidades del puente Huánuco (cerca del intercambio de Acho). Cuando quede terminado, aproximadamente a fines del 2014 o inicios del 2015, ofrecerá a los miles de autos, camiones y buses que transiten por sus seis carriles (tres en cada sentido) todas las comodidades propias de una obra de este tipo (detectores de humo y CO2, sistemas de iluminación, señalización, ventilación, comunicación, extinción de incendios, circuito cerrado de televisión, salidas de emergencia, etc).

Como se observa en estas fotografías del mes de julio del consorcio constructor y operador Lamsac, a esa fecha ya se había avanzado considerablemente en la excavación en el tramo de 800 metros entre los puentes Santa Rosa y Trujillo (Puente de Piedra), habiéndose alcanzado inclusive, en varios puntos, la profundidad requerida, de aproximadamente 15 metros. Las imágenes también nos permiten apreciar que ya había grandes progresos en el reforzamiento, con anclajes, de los muros adyacentes. Es decir, poco a poco se van creando las condiciones para comenzar a instalar las diversas placas de concreto, con mallas de acero, que conformarán las paredes y el techo del recio túnel de 6 metros de altura y 27 de ancho, capaz de soportar sismos de gran intensidad.

La idea es concluir la parte estructural de dicho tramo aproximadamente a fin de año, para de inmediato impermeabilizarlo y colocar sobre él la cubierta de tierra y rocas que conformarán el nuevo lecho del río, de tal modo que en la temporada de verano, de máximo caudal, este pueda discurrir por encima sin ningún problema.

Durante ese período de abundante agua, en el que no se podrá proseguir con las obras pesadas, se trabajará en el acondicionamiento interno de la flamante infraestructura, construyendo su plataforma vehicular y dotándola del equipamiento, condiciones y comodidades señaladas anteriormente.

Luego, en la siguiente temporada de estiaje (del otoño-invierno del 2013) se repetirá el proceso, en el tramo comprendido entre los puentes Trujillo y Ricardo Palma. Por último, en el otoño-invierno del 2014 se haría lo propio en el tercer tramo, entre los puentes Ricardo Palma y Huánuco, aunque no se descarta que esta última etapa sea adelantada para el 2013.

Fotos: Consorcio Lansac

1 comentario:

  1. Que interesante, esperemos que la obra se realice en el tiempo estipulado y no como suele pasar todo el tiempo. Cruzo los dedos.

    Amigos de DP, acabo de enterarme de esto:

    https://www.youtube.com/watch?v=CUFimyo3Tl8&feature=player_embedded

    ... y hay noticias en varios diarios, me parece que merece ser publicado aqui en DP.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog