lunes, 15 de octubre de 2012

Un Simulador, para una Mejor Aviación Comercial

Si bien nuestro país no tiene una aerolínea de bandera, sí puede jactarse de varias cosas muy positivas en el campo de su aeronáutica civil. Por ejemplo, su principal aeropuerto, el Jorge Chávez, ha sido elegido una vez más el mejor de Sudamérica. Además, por su estratégica ubicación, en el centro de la costa oeste sudamericana, se ha erigido en el más importante de dicha zona. No en vano hoy es el hub o centro de operaciones regionales de dos importantes aerolíneas latinoamericanas, Lan y Taca, las cuales se esmeran para ofrecer los mejores servicios a sus viajeros, tanto en sus vuelos nacionales como internacionales.

Precisamente, con ese objetivo en mente, la primera de ellas acaba de inaugurar en su flamante sede en nuestro principal aeropuerto un moderno centro de entrenamiento para pilotos. El proyecto, valorizado en US$ 35 millones, y llevado a cabo conjuntamente con la empresa canadiense CAE, tiene como elemento central un sofisticado simulador de vuelo, basado en las características de los aviones Airbus A-320 con los que Lan atiende sus operaciones desde nuestro país. El moderno y costoso aparato se suma al adquirido por la aerolínea en febrero del año 2011 (un Redbird FMX), y próximamente se le sumará otro para aviones Boeing 767.

Además de los simuladores, aulas para el dictado de clases y computadoras, el centro dispone de toda la infraestructura y el equipamiento necesarios para que los futuros pilotos y tripulaciones efectúen las prácticas y ensayos propios de las diversas situaciones que se presentan en los vuelos, incluyendo, por supuesto, los casos de emergencia. A tal efecto, cuenta con toboganes, para evacuaciones en tierra, y piscinas, para preparar a las tripulaciones ante eventuales rescates en el mar.

Gracias a ello, sus pilotos y copilotos podrán practicar intensamente y dominar el complicado trabajo de manejar aviones, en tanto que su personal a bordo podrá estar plenamente capacitado en el manejo de las múltiples situaciones que se suelen presentar en el aire, lo que garantizará una mayor seguridad en los vuelos. Cabe señalar que en el centro se formará especialmente personal peruano, muy requerido por la empresa para atender su creciente demanda y ritmo de expansión. En Santiago, donde existe uno similar, la empresa hace lo propio con personal chileno.

Esta no es sino una muestra de los avances que vienen ocurriendo en nuestro país en el fundamental campo del transporte aéreo.

Como se sabe, de la mano del creciente reconocimiento internacional que viene logrando el Perú en diversos  ámbitos (historia, cultura, maravillas naturales, gastronomía, dinamismo económico, apertura comercial, estabilidad política, etc.), el turismo receptivo viene creciendo considerablemente, haciendo, por ejemplo, que aerolíneas europeas que habían dejado de arribar a nuestro país hayan restablecido sus operaciones, y que sus pares asiáticas evalúen cada vez más seriamente la posibilidad de establecer vuelos directos desde dicho populoso continente.



Para hacer frente a esas auspiciosas perspectivas, es imperativo dar pasos como los que ya se ha dado y continuar dando otros aún más importantes. Hace poco se hizo un recapeo (reasfaltado) de la pista del Jorge Chávez, con el fin de permitirle recibir mucho más adecuadamente aviones de gran capacidad. Además, se instaló un moderno sistema de aterrizaje por instrumentos (ILS-CAT III) y de ayudas luminosas, que lo pone en condiciones de recibir aeronaves con cero visibilidad, y acceder a la categoría III, que en Sudamérica solo ostentan los de Santiago y Buenos Aires. Asimismo, en ocho ciudades del país (Lima entre ellas) se viene instalando potentes radares, con los cuales se podrá rastrear adecuadamente los vuelos en el 84% del espacio aéreo nacional. Paralelamente, los aeropuertos de provincias, ya felizmente concesionados, vienen mejorando ostensiblemente su infraestructura, equipamiento y prestaciones, de la mano de las inversiones que los consorcios privados que los operan vienen efectuando en ellos.

Y ya se prepara los pasos siguientes, que serán de gran envergadura. Uno de ellos estará dado por la construcción del nuevo aeropuerto internacional de Pisco (que competirá con el Jorge Chávez en el mercado del turismo internacional de bajo costo) y otro por el nuevo aeropuerto internacional de Chinchero (para atender el explosivo turismo de la imperial ciudad del Cusco). Pero el más importante, sin duda, estará constituido por la megaobra a desarrollar en nuestro principal aeropuerto, donde, con una inversión de más de US$ 1,000 millones, se construirá una segunda pista y una grande y moderna terminal de pasajeros. Con ello, el Jorge Chávez quedará totalmente transformado con relación a lo que es hoy y se convertirá en una plaza aérea de categoría mundial.

El centro de instrucción y el simulador constituyen, sin duda, importantes pasos que nuestro país viene dando en el rubro de la aeronáutica civil. Pero, afortunadamente, y como acabamos de ver, no son los únicos: tras ellos se preparan varios más.


Fotos: Andina

1 comentario:

  1. osea los vecinos tuvieron que venir y comprar esta maquinita .......

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog