viernes, 26 de julio de 2013

América Latina: Imágenes de Tres Décadas de Gini

Siguiendo con el empleo de la valiosa información publicada hace pocos días por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en su Estudio Económico 2013, hoy tenemos unos interesantes gráficos que reflejan la evolución de los países de la región en materia de distribución del ingreso.

Estos toman en cuenta el desempeño de sus respectivos índices Gini entre los años 1980 y 2011. Como se sabe, el referido indicador oscila entre 0 y 1. Cuanto más cerca está de cero, más igualitaria es la distribución del ingreso nacional entre la población del país, en tanto que cuanto más se acerca a uno, es más desigual.

Los países con mejor distribución del ingreso ostentan los Gini más bajos (Noruega, por ejemplo, registra uno de apenas 0.26). En cambio, como constatamos en estos gráficos, varios países latinoamericanos tienen índices que figuran entre los más altos, situación que no habla bien de su distribución del ingreso.

Se puede ver que países como Uruguay y Venezuela han mantenido los menores índices durante el período en estudio, mostrando la mejor distribución del ingreso de la región. En ese largo período, sus Gini han fluctuado entre 0.45 y 0.50, y en el último quinquenio inclusive ya bordean un destacado nivel de 0.40.

Contrariamente, Brasil resalta como el país con el índice menos honroso, pues éste ha bordeado el nivel de 0.60 durante la mayor parte del tiempo. Sin embargo, en lo que va de este siglo ha mostrado, en virtud de una agresiva política gubernamental de gasto público y redistribución, una notoria tendencia a la baja.

Chile y Colombia son otros dos países que mantienen un índice sostenidamente elevado. El primero (que lo vio desbordarse hasta 0.60 en la dácada del 80) lo mantiene en un elevado rango que fluctúa entre 0.50 y 0.55. El segundo, por su parte, lo ha visto crecer en la última década, con lo cual su nivel promedio, que anteriormente se ubicaba en 0.50, hoy lo hace en 0.55.

Argentina, que hasta inicios de la década de los 80 se erigía como uno de los países con mejor distribución del ingreso, vio ascender preocupantemente su Gini desde entonces, pero a partir del 2003 logró revertir dicha evolución, y hoy éste ya bordea un guarismo de 0.45. México, por su parte, vio crecer su indicador por encima de 0.55 en la década del 90, pero en los últimos años lo viene reduciendo sostenidamente.

Y hay casos de claro deterioro. Costa Rica, que había mantenido un interesante Gini de aproximadamente 0.45, en los últimos años ha exhibido, lamentablemente, una desfavorable evolución del mismo, que ahora supera el nivel de 0.50. Paraguay constituye el caso más preocupante, pues su indicador, que en la década de los años 90 se situaba en un promedio de 0.45, en los últimos años se ha instalado pertinazmente en un nivel muy próximo a 0.55.

El Perú, por su parte, exhibe un Gini con una evolución claramente favorable en los últimos años. Éste, tras haber alcanzado un nivel máximo de 0.60 a fines del siglo pasado (como resultado del proceso de reestructuración de la economía tras su debacle de las décadas anteriores), en lo que va de este siglo registra una marcada caída y se acerca a una cifra de 0.45, de la mano de un modelo de desarrollo que, además de haber propiciado una elevada tasa de crecimiento (y por ende de mejora del empleo y los salarios), le ha brindado al Estado abundancia de recursos, con los cuales puede construir infraestructura, hacer gasto social, y con ello, redistribuir ingresos.

1 comentario:

  1. Por favor, podrías pasar el link o el archivo de donde sacaste los datos para realizar tus gráficos para el coeficiente de GINI? Muchísimas gracias!

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog