sábado, 18 de enero de 2014

Otro Pequeño Satélite Peruano

Hace menos de dos meses lo hizo (ver aquí) la Pontificia Universidad Católica. Ahora lo acaba de hacer la Universidad Alas Peruanas (UAP). En efecto, desde hace una semana este novel centro de estudios superiores ya tiene en órbita un pequeño satélite, el UAP Sat-1, que de esta manera se suma al PUCP Sat-1 y al Pocket PUCP y se convierte en el tercer aparato peruano de este tipo colocado en el espacio.


Lanzamiento del Antares. En el minuto 11:25 el Cygnus se separa de la segunda etapa del mismo.

En virtud de un contrato con la empresa Orbital Sciences, el minúsculo artefacto fue transportado en el interior de la cápsula Cygnus, puesta en el espacio por el cohete Antares, cuyo despegue del día 9 de enero, desde el centro de lanzamiento espacial Wallops, en Virginia, Estados Unidos, se observa en el video de arriba.

La cápsula se acopló ese mismo día a la Estación Espacial Internacional (EEI), desde la cual, tres días después, los astronautas que allí laboran, pusieron en órbita, valiéndose del sofisticado brazo robótico de la estación, los diversos satélites transportados por la cápsula. Uno a uno, estos fueron eyectados desde los racks o compartimientos que los albergaban.

En las fotos de arriba se puede ver, precisamente, el rack de lanzamiento que albergó, junto con otros cinco satélites similares, al UAP Sat-1 (a la derecha de la primera foto y abajo en la segunda). En las fotos que siguen, publicadas por la UAP, se aprecia diversas imágenes del satélite durante su proceso de ensamblaje, así como al grupo de profesionales que participaron en el proyecto.

El UAP Sat-1 es, tal como el PUCP Sat-1, un cubo de 10 centímetros por lado. Pero a diferencia de éste, que pesa 1.24 kilogramos (y por ende es considerado un nanosatélite), pesa menos de un kilogramo, por lo que es catalogado como un picosatélite (de peso entre 100 gramos y menos de un kilogramo). Su función será la de recolectar información acerca de los fenómenos meteorológicos y su incidencia en la superficie del planeta, data que será transmitida al centro de control de la universidad.
El costo total del proyecto, incluyendo el lanzamiento, fue de aproximadamente US$ 1.5 millones.


Detalles del UAP Sat-1

De acuerdo a lo visto hasta hoy, ya son dos las universidades peruanas que incursionan en el conocimiento y uso de esta tecnología, lo cual es, sin duda, sumamente positivo. Muy pronto hará lo propio la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), cuyo nanosatélite Chasqui 1, iniciado y completado antes que los otros, pero víctima de un lamentable retraso, ya se halla en el ruso cosmódromo de Baikonur, esperando que se le programe una fecha para su lanzamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog