viernes, 8 de agosto de 2014

El Perú en el Ranking Latinoamericano: Metros Más Extensos

Habiendo crecido en extensión con la reciente entrada en operación del nuevo tramo de doce kilómetros de su Línea 1 (entre el centro de la ciudad y el distrito de San Juan de Lurigancho), el momento es propicio para indagar, a través de un ranking regional, cómo se ubica el Metro de Lima tras el referido acontecimiento.

Como siempre, emplearemos para tal efecto la información disponible en las páginas web de los correspondientes organismos o empresas que operan estos servicios. La idea es ver el avance que van logrando nuestros países en la ampliación de este fundamental medio de transporte, ya sea por la suma de estaciones a las líneas existentes o la construcción de nuevas líneas. Es imperativo que lo hagan, con el objeto de mejorar las condiciones en que se movilizan los pobladores de nuestras más grandes ciudades.

El cuadro adjunto nos hace saber que Brasil, México y Venezuela son los países con el mayor número de sistemas de metro: el primero de ellos los tiene en siete de sus ciudades y los otros dos en tres. Colombia, por su parte, ostenta la curiosa característica de ser el único país poseedor de metro en su segunda ciudad (Medellín), pero no en su capital (Bogotá).

Los datos también nos muestran que el Metro de México es, con sus 226 kilómetros de largo, doce líneas (la última, de 25 kilómetros, inaugurada en octubre del 2012) y 195 estaciones, el más extenso de todos. Este notable sistema de transportes transita por viaductos subterráneos, superficiales y elevados, empleando como fuente de alimentación eléctrica el "tercer riel" (denominado así por ubicarse entre los dos rieles).

El segundo metro más extenso es el de Santiago (de 103 kilómetros de largo y 108 estaciones), cuyo recorrido también tiene tramos subterráneos, superficiales y elevados. El año 2017 tiene previsto poner en operación su Línea 6 (de 15 kilómetros y 10 estaciones) y el 2018 su Línea 3 (de 22 kilómetros y 18 estaciones). Ambas, ya en construcción, serán totalmente subterráneas, y no tendrán alimentación eléctrica a través de tercer riel, sino de catenarias. Además, sus trenes serán automáticos (sin conductor), y sus estaciones tendrán puertas en los andenes.

Luego se sitúa, con una longitud de 75 kilómetros, el metro de Sao Paulo, el primero de la región en incorporar, el año 2010, en su Línea 4, trenes sin piloto. Esa línea, que hoy tiene seis estaciones, está por agregar otras cinco.

Le sigue el de Caracas, con 54 kilómetros, e íntegramente subterráneo. Este metro viene construyendo su Línea 5, que tendrá 12.5 kilómetros de largo (y diez estaciones) y también será subterránea. Además, está modernizando su Línea 1.

En quinto lugar figura el precursor de los metros latinoamericanos: el de Buenos Aires, que el año pasado cumplió nada menos que un siglo de inaugurado. Totalmente subterráneo, en algunas de sus líneas emplea como fuente eléctrica el tercer riel y en otras la catenaria. Lamentablemente, no se ha extendido demasiado, como lo prueba el hecho de que su Línea H, la más reciente, ha sido la primera en ser construida desde 1940. Otra característica de este sistema es que sus líneas son bastante cortas (la más larga tiene 11.8 kilómetros). De otro lado, es significativo que el país no haya logrado extender el sistema a otras ciudades importantes.

Tras ellos se sitúan los de Porto Alegre, Valparaíso (que en realidad es un tren de cercanías), y los de otras tres ciudades brasileñas (Brasilia, Río de Janeiro y Recife).

Nuestro metro, que comenzó a operar en enero del 2012, acaba de escalar posiciones en el ranking gracias a la reciente inauguración del tramo de 12 kilómetros que le faltaba a su Línea 1. De esta manera ha completado 34 kilómetros de largo, superando a sus pares de Monterrey, Medellín, Belo Horizonte, Guadalajara y Fortaleza, y escalando desde la décimo sexta hasta la décimo primera posición. Y dentro de cinco años podría ascender aún más, cuando añada los 27 kilómetros de su Línea 2 y los 8 de un tramo de su Línea 4, claro está, si los sistemas que le anteceden no incrementan significativamente su extensión.

Luego figuran los metros de Monterrey, Medellín, Belo Horizonte y Santo Domingo. Este último fue inaugurado el año 2009 y tiene una longitud (luego de la construcción de 13 kilómetros de su segunda línea) de 27 kilómetros. Al igual que nuestro metro, emplea trenes Alstom Metropolis.

En el puesto 15 se ubica, con la misma cantidad de kilómetros que el de Guadalajara, el metro de Fortaleza, inaugurado a fines del 2012. Este sistema, que en realidad es uno de trenes urbanos que está siendo reconvertido a metro, discurre subterráneamente, por viaducto elevado y por superficie, y viene construyendo su segunda línea, que tendrá una extensión de 20 kilómetros.

Después figura Panamá, poseedora del metro más nuevo de América Latina, pues fue inaugurado en abril del presente año. Este cuenta con una línea de 13.7 kilómetros de largo (que discurre en túnel, trinchera y viaducto elevado) y trenes sin conductor.

La lista la cierra el metro de Valencia, que está construyendo su segunda línea subterránea de 4.3 kilómetros, la cual añadirá seis estaciones a su sistema.

Y hay más ciudades próximas a sumarse a la lista. Una de ellas es Quito, que ya inició los trabajos de su primera línea, con el objetivo de tenerla lista en dos o tres años. Ésta transitará por un túnel subterráneo de 22 kilómetros y tendrá 15 estaciones. Otra ciudad es Bogotá, la única de las siete mayores capitales latinoamericanas que no cuenta con un sistema de este tipo. Los planes allí prevén iniciar pronto la construcción de su línea 1, para que quede operativa alrededor del año 2019. La ruta, que tendrá una longitud cercana a 30 kilómetros, y recorrerá la zona oriental de la ciudad, será subterránea en el 60% de su trayecto.
Cabe señalar, por último, que ciudades enormes como Sao Paulo y Buenos Aires complementan sus relativamente pequeñas redes de metro con importantes redes de trenes urbanos y tranvías que, si bien no califican como metros, desempeñan una función parecida.

4 comentarios:

  1. me parece que lima escala hasta el puesto 6 como minimo en los proximos años

    ResponderEliminar
  2. La administracion tiene la intencion de licitar la linea 3, ya licito la linea 2 entera y la primera etapa de la linea 4, lo mas probable se licite junto a la linea 5 de miraflores a conchan. Eso seria de lo mejor.
    Ademas se estan haciendo los estudios de verdad para la etapa final de la linea 4, esta administracion no va a lograr licitarla, ojala la siguiente administracion licite la linea 4 y tambien la 6, ya que solo le quedaria hacer los estudios de la linea 6.
    Lima necesita 9 lineas de metro si consideras que la regla simple para metros convencionales es 1 millon de person por 1 linea de metro.
    No hay que permitir que las siguientes administraciones bajen la calidad de las subsiguientes lineas de metro con el cuento de que son caras, por que si se hacen mal y no se dimensionan como se ha hecho con la 2 y la 4 sera un desastre en el futuro para poder aumentar la demanda, demanda que tendra que irse por la superficie en buses y lo peor en autos particulares.

    ResponderEliminar
  3. Según yo Chile tiene 3, puedo estar equivocado pero Concepción tiene metro. Y bueno el de Valparaíso. Me parece genial y sin ánimos de patriotismo barato, que Chile siendo tan pequeño tenga un metro tan bueno y grande a nivel Latinoamericano. Saludos!

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog