sábado, 20 de diciembre de 2014

Corredor Azul, desde hoy también en Javier Prado

Desde hoy, los buses pertenecientes al Sistema Integrado de Transporte (SIT) establecido por la Municipalidad de Lima ya circulan por las avenidas La Marina y Javier Prado.

Su recorrido, de casi 18 kilómetros, abarca desde las inmediaciones del cruce de las avenidas La Marina y Faucett, ad portas del Callao, hasta la urbanización Santa Patricia, en el distrito de La Molina.

Sin duda se trata de una excelente noticia, pues particularmente la segunda de las nombradas, una de las principales avenidas de la capital, se hallaba confrontando un grave problema de congestión vehicular prácticamente a cualquier hora del día.

Gracias a los grandes buses que operan desde hoy, esa situación se verá considerablemente aliviada, tanto por su capacidad como porque su entrada en operación permitirá el retiro de numerosas rutas y cientos de unidades pequeñas, que son las que saturan las pistas. Inicialmente será retirada sólo una parte de éstas, pero posteriormente, cuando la flota se incremente hasta el nivel previsto, lo serán en su totalidad.

En el servicio que se inaugura hoy (un semiexpreso identificado con el número 202), habrá cien buses, que pasarán cada tres minutos y se detendrán aproximadamente cada kilómetro, en los paraderos señalados a continuación:

Durante este fin de semana (sábado 20 y domingo 21), y como para permitir que la gente se vaya familiarizando con la nueva ruta, el pasaje será gratuito, pero desde el lunes 22 costará 1.50 soles (aproximadamente US$ 0.50) para los adultos y 0.70 soles (US$ 0.24) para los niños y estudiantes.

Con la nueva ruta troncal, el denominado Corredor Azul ya suma dos, pues la primera ya viene operando desde hace varios meses en las avenidas Tacna-Garcilaso de la Vega-Arequipa.

Es fundamental que la nueva administración municipal continúe con este vital plan de reordenamiento del transporte público capitalino, que si bien fue puesto en marcha precipitadamente y con gruesas fallas, es a todas luces necesario para la ciudad. Se debe proseguir con él, hasta completar los cinco corredores que tiene contemplados. Ya estando en marcha los dos nombrados, ahora se debe acometer el que recorrerá desde la carretera Panamericana Norte hasta la Panamericana Sur (pasando por la Vía de Evitamiento), el que discurrirá entre San Juan de Lurigancho y la avenida Brasil (pasando por la avenida Abancay) y el que transitará por la Carretera Central.

En todas esas rutas está prevista la incorporación de grandes buses catalogados en el estándar internacional Euro-4, caracterizados por tener una carrocería que genera poco ruido y por contar, entre otras cosas, con cámaras de seguridad, GPS, sistemas de comunicación con el centro de control y elevador de silla de ruedas. Los habrá de un solo cuerpo y también articulados (con capacidad para 160 pasajeros). Está previsto que el sistema de pago electrónico con tarjeta, similar al del Metropolitano (y que funcionará integradamente con éste, y con su misma tarifa), comience a operar (si no hay cambio de planes) a mediados del próximo año.

Con esas grandes unidades, y con el reordenamiento vehicular que está acompañando su introducción, Lima está dando un gran paso para modernizar su transporte público de pasajeros, uno de los rubros en los cuales más se estaba demorando en llegar la modernidad.

Foto e imagen: Municipalidad de Lima

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog