jueves, 18 de diciembre de 2014

Nuevas Vistas del Centro de Convenciones de Lima

Como lo constatan diariamente quienes transitan por la zona, en la avenida Javier Prado, junto al Museo de la Nación y a escasa distancia de una importante estación del Metro de Lima, se viene llevando a cabo una construcción de dimensiones bastante impresionantes.



Se trata del complejo arquitectónico integrado por la futura sede principal del Banco de la Nación y el futuro Centro de Convenciones de Lima (CCL). El primero será, con sus 138 metros, el edificio más alto del país, y el segundo el mayor centro de convenciones, no sólo del Perú, sino también de Sudamérica.

El video adjunto, subido hace un mes a Youtube, nos permite hacer un recorrido virtual por el CCL, que viene siendo construido sobre un área de 10,684 metros cuadrados (m2), y que una vez concluido tendrá, en sus ocho niveles (cuatro subterráneos y cuatro sobre la superficie), un área construida de 85,441 m2.

Allí, en el primer nivel habrá dos salas de 1,800 m2; en el segundo tres salas de 225 m2, cuatro de 750 m2 y tres de 150 m2; en el tercero dos salas de 300 metros m2 y tres de 450 m2; y en  el cuarto la que será estrella del complejo: la gran sala principal, de 5,250 metros cuadrados y capaz de albergar 3 mil personas.
Es decir, en total serán 18 salas de convenciones flexibles y altamente tecnificadas, dotadas de adecuados sistemas de climatización y acústica, así como de modernos equipos audiovisuales, informáticos y de telecomunicaciones, que facilitarán las presentaciones.

La monumental infraestructura quedará concluida a mediados del próximo año, y pocos meses después, en octubre, albergará a la Junta Anual de Gobernadores del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, un evento que sólo en dos ocasiones se ha llevado a cabo en América Latina (la primera en México en 1952 y la segunda en Brasil en 1967). Luego del magno evento será concesionada al sector privado, para que la opere y le dé mantenimiento.

Su ejecución, que en total demandará una inversión de 535 millones de soles (aproximadamente US$ 180 millones) por cuenta del Estado peruano, está a cargo de la constructora brasileña OAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog