lunes, 17 de octubre de 2011

PBI: un Inesperado 7.49% en Agosto

El producto bruto interno (PBI) registró en agosto una cifra de variación bastante favorable, superior a la estimada por la mayoría de analistas. En efecto, aceleró significativamente y se incrementó nada menos que 7.49% en comparación con similar mes del año anterior. Con ello, el dato acumulado llega a 7.51% y el de los últimos doce meses a 8.14%.
Así lo hizo saber hoy, mediante un Informe Técnico, el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

Según la entidad, esta favorable evolución estuvo basada tanto en la demanda interna como en la externa. Esta última, representada por las exportaciones, creció un notable 25.6% en términos reales (es decir, en volúmenes), con las no tradicionales creciendo más (en términos reales) que las tradicionales (30.6% versus 22.3%).
En la demanda interna, por su parte, destacaron los notables incrementos de las ventas de autos ligeros (46.31%), de la importación de bienes de capital y materiales para la construcción (24.98%) y de la importación de bienes de consumo (22.68%).

Como se aprecia en la tabla adjunta, el crecimiento fue generalizado. Sectorialmente, el más alto estuvo en la volátil Pesca, que se expandió nada menos que 82.57%. Sin embargo, dada su escasa ponderación (de 0.72%) en el producto, ni siquiera una tasa tan enorme como esta le permitió influir demasiado en el resultado global, pues apenas aportó 0.17 puntos porcentuales de los 7.49 totales (el Comercio, en cambio, aportó 1.31).
Otros sectores que contribuyeron considerablemente con la cifra de agosto fueron tres de servicios: Financiero y Seguros (14.16%), Transportes y Comunicaciones (10.46%) y Restaurantes y Hoteles (9.31%).
El importantísimo Comercio (uno de los de mayor ponderación en el PBI) creció 8.51%. La Manufactura lo hizo a una moderada tasa de 5.09%, con un subsector Fabril Primario creciendo 20.83% y un Fabril No Primario haciéndolo en solo 2.82%.
La Construcción, uno de los sectores más afectados por la incertidumbre pre y post electoral, y cuya reactivación era una de las más esperadas, comenzó a dar muestras de ello, al dejar atrás las tasas negativas y crecer 6.66%.

De esta manera, despejadas gran parte de las dudas acerca del entorno macro, la economía viene recuperando su ritmo de expansión, basada en los buenos fundamentos internos del país. Ello está ocurriendo pese a una base de comparación (similares meses del 2010) bastante alta. Ojalá el proceso continúe, sin que la crisis internacional (que probablemente en los meses siguientes ralentizará las exportaciones) lo afecte demasiado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog