domingo, 16 de octubre de 2011

Super Árbol: aunque Lentamente, sigue Creciendo

Le habíamos perdido el rastro desde que entró a operar, pero la pregunta de unos lectores nos hizo indagar acerca de lo que había pasado con esta interesantísima propuesta ecológica. Revisando las informaciones, hemos podido ver que, si bien con una velocidad muy inferior a la prevista inicialmente, el Super Árbol, cuyo nombre técnico es Purificador de Aire Urbano-Modelo 20 (PAU-20), ha continuado siendo sembrado.

El segundo super árbol, en Jesús María (Foto: Andina)

En efecto, al primero de ellos, instalado en febrero del año 2009 en Surquillo (en el cruce de las avenidas Aviación y Angamos), le ha seguido el instalado en octubre del 2010 en Jesús María (en el Parque de la Democracia, en la esquina de la avenida Salaverry y el jirón Rebagliati), y, según su creador, el Grupo Tierra Nuestra, también está próxima la instalación de uno en la ciudad de Trujillo.

El PAU-20, de tecnología íntegramente nacional, es una enorme máquina de cinco metros de altura por tres de largo y 1,200 kilogramos de peso. Cada día procesa 200 mil metros cúbicos de aire contaminado con dióxido de carbono, transformándolo en aire puro. Haciendo honor a su apelativo de Super Árbol, desempeña la labor purificadora de 1,200 árboles, por lo que tener uno en la zona equivale a contar con todo un bosque generador de un ambiente limpio. Dado que una persona consume diariamente alrededor de 10 metros cúbicos de aire, esta fantástica máquina se lo proporciona a 20 mil de ellas.


Absorbe aire contaminado por sus rejillas laterales y expele aire puro por sus ductos superiores.

Cómo Funciona
Su proceso de purificación es sumamente simple, pero muy ingenioso. Imitando a las plantas, capta por sus rejillas laterales el aire contaminado y, al someterlo a condiciones termodinámicas adecuadas, hace que las impurezas (CO2, bacterias y gérmenes) queden fijadas en los 60 litros de agua que mantiene en su interior.
Luego, el aire purificado es emitido al exterior por los ductos superiores de la máquina. Como residuo, ésta expulsa un lodo estéril y agua, que deben ser recogidos cada seis horas. Todo eso lo hace sin generar gérmenes, bacterias, ni malos olores, con un consumo mínimo de electricidad (equivalente al de una modesta aspiradora), y a un costo de apenas US$ 6.20 al día.

Si bien es positivo que crezca el número de estas formidables máquinas, preocupa que se halle tan alejado del previsto en el momento inicial, cuando se hablaba de tener operando entre 70 y 100 en el primer año, no solo en Lima, sino en varias otras ciudades con niveles importantes de contaminación. Al parecer, las cosas no han resultado tan sencillas. Aunque se estimaba que la publicidad inscrita en sus grandes costados facilitaría su financiación, parece claro que su elevado costo (US$ 100 mil la unidad) está dificultando que su crecimiento sea todo lo rápido que la ciudad quisiera. Sin embargo, no hay que cejar en el esfuerzo, pues se trata de una propuesta realmente importante. A falta de árboles que hagan más respirable su aire, Lima y varias ciudades del Perú requieren de unos super árboles que ayuden en esa ecológica tarea.

2 comentarios:

  1. excelente idea!
    Lima esta polucionada y necesita muchos arboles. Este invento ayuda a descontaminar esta Lima fea llena de combis

    ResponderEliminar
  2. Por favor, convirtamos la ciudad en un ambiente agradable para vivir con jardines, no en una fábrica con filtros.

    ¿Crees que el filtro de 100.000 $ podrá generar tantos beneficios como los árboles que podríamos plantar con ese dinero?. Una pequeña síntesis:

    1) Beneficios económicos:
    Incrementos en el valor de la propiedad inmobiliaria.
    Incremento en los beneficios económicos locales.

    2) Beneficios ambientales:
    Mejora de la calidad del aire.
    Reducción de la temperatura.
    Producción de O2.
    Disminución de gases contaminantes (CO2, SO2, NO2, O3).
    Filtro de partículas dañinas.
    Absorción de carbono (CO2).
    Efectos energéticos positivos en las construcciones y vías urbanas.
    Emisión de compuestos orgánicos volátiles.
    Conservación del agua: Reducción de la escorrentía y aumento de la infiltración.
    Reducción de la erosión del suelo.
    Reducción de la polución acústica.
    Aumento de la biodiversidad.

    3) Beneficios sociales:
    Aumento de la conciencia ecológica.
    Aumento de la identidad con la comunidad y socialización.
    Disminución del crimen y violencia.
    Incremento en la salud mental y física.

    +info: http://goo.gl/zAdSRC

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog