lunes, 16 de septiembre de 2013

Continúa Débil: PBI Creció sólo 4.51% en Julio

Debido a la aún difícil situación externa, el producto bruto interno (PBI) peruano continúa registrando débiles tasas de crecimiento. En julio, ésta fue de sólo 4.51%, que si bien es levemente mayor que la de junio, resulta bastante menor a la esperada por la mayoría de analistas. Con ello, la economía peruana acumula una tasa de expansión de 4.99% en lo que va del año, y de 5.43% en los últimos doce meses. Además, alcanza 47 meses de expansión ininterrumpida. Así lo dio a conocer hoy, mediante un Informe Técnico, el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

Gran parte de dicho magro crecimiento se debió a la desfavorable evolución de la demanda externa, reflejada en la significativa caída de las exportaciones, de 15.9% en términos reales (las tradicionales retrocedieron 19.8% y las no tradicionales 10.6%).
La demanda interna, el gran soporte actual de la actividad productiva, permitió compensar dicha situación.

Pese a los no muy destacados comportamientos sectoriales, en julio el crecimiento fue casi generalizado. Sólo retrocedió el sector Agropecuario (-1.56%).

El mejor desempeño correspondió a la Construcción, que esta vez repuntó con una tasa de dos dígitos (11.41%). Otras actividades con tasas importantes fueron Financiero y Seguros (8.80%), Servicios Prestados a Empresas (7.65%) y Electricidad y Agua (7.09%).

En cambio, la Manufactura continuó mostrando una notoria debilidad, creciendo apenas 1.41%, y acumulando una tasa exactamente igual en lo que va del año. La actividad Fabril No Primaria (la más importante dentro del sector) creció 2.05%, pero su aporte fue parcialmente contrarrestado por la actividad Fabril Primaria, que retrocedió 2.18%.

Tal como se aprecia en el cuadro adjunto, en lo que va del año la mayor contribución al crecimiento del PBI lo ha efectuado el Comercio, con 0.93 de los 4.99 logrados en total. Le siguen la Construcción (con 0.82 puntos) y Resto de Otros Servicios (con 0.71).

La Manufactura, visiblemente debilitada en su actividad, sólo ha contribuido con 0.19 puntos, en tanto que la Minería e Hidrocarburos, afectada por la coyuntura externa, únicamente ha aportado 0.06.

El débil dato de julio demuestra que la crisis externa continúa impactando negativamente en la actividad productiva nacional. Si bien para los siguientes meses se anuncia cifras algo mayores (para agosto y setiembre se espera tasas de aproximadamente 5.5%, y otras más elevadas a partir de octubre), se va haciendo evidente que el resultado anual difícilmente se acercará a la tasa de 6% que algunos analistas aún pronostican, y que lo más probable será que se sitúe alrededor de 5.5%, tasa que constituiría todo un logro, dadas las circunstancias. Afortunadamente, las economías de nuestros principales socios comerciales (Estados Unidos, la Unión Europea y China) vienen mostrando señales de recuperación, lo que comienza a reflejarse en los precios de los metales, que vienen subiendo tímidamente desde agosto. Elementos como esos, más las políticas de gasto e inversión que el gobierno tiene en ejecución, así como los respetables niveles de consumo e inversión privada, deben contribuir a la obtención de una cifra como la mencionada, que, si bien no es la óptima, no deja de ser importante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog