martes, 15 de julio de 2014

Modestísimo Crecimiento en Mayo: apenas 1.84%

El producto bruto interno (PBI) peruano registró en mayo su tasa más baja desde el 2009 (año en el cual el país se libró por escaso margen de la recesión). La tasa fue un modestísimo 1.84%, que lleva el dato acumulado del año a 3.57% y el de los últimos doce meses a 5.07%, y que prolonga a 58 los meses de expansión ininterrumpida de nuestra economía. Así lo dio a conocer hoy, mediante un Informe Técnico, el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

El flojo desempeño de mayo se explica especialmente por el aún débil comportamiento de la demanda externa por nuestros principales productos. Esto fue claramente visible en el volumen de exportaciones, que decreció un considerable 14.9% (básicamente por el severo retroceso de 23.4% por parte de las tradicionales, y en menor grado por el declive de 3.8% de las no tradicionales).

Los sectores que más crecieron en el mes bajo estudio fueron Financiero y Seguros (12.59%), Servicios Prestados a Empresas (6.07%),  y Telecomunicaciones y Otros Servicios de Información (5.91%). La Construcción avanzó un nada desdeñable 4.75% y el Comercio 3.38%, pero la actividad Agropecuaria lo hizo un magro 0.34%.

Los únicos sectores con datos negativos fueron la Pesca (-9.32%), la Minería e Hidrocarburos (-4.49%) y la fundamental Manufactura (-2.53%). Esta última se vio afectada por la severa caída de su subsector Fabril Primario (-7.8%), mucho mayor que la del Fabril No Primario (que decreció un marginal 0.24%).

De acuerdo con lo señalado, la contribución sectorial al total del PBI en lo que va del año es la siguiente:

Como se observa, el sector Financiero y Seguros es el de mayor aporte, con 0.66 de los 3.57 puntos acumulados por el PBI hasta mayo. Le siguen Otros Servicios (0.64) y Comercio (0.51). La Manufactura viene contribuyendo con 0.18 puntos y la Construcción con 0.12. Los sectores Agropecuario y Minería e Hidrocarburos lo vienen haciendo mucho más modestamente, con apenas 0.08 y 0.06 puntos, respectivamente.

La muy baja tasa de mayo seguramente llevará a revisar a la baja las estimaciones para el cierre del año, que hasta la fecha se situaban alrededor o por encima del 5%. Por lo pronto, ya se han encendido las alarmas, que han llevado a apurar el paquete de medidas destinadas a reducir trabas y costos y otorgar más facilidades a la inversión privada, a la vez que se han otorgado generosos aguinaldos por Fiestas Patrias y reducido, de 4.00% a 3.75%, la fundamental tasa de referencia de la política monetaria.

Esperemos que la segunda parte del año resulte más favorable, tanto por efecto de un entorno internacional más despejado y propicio, como por la confirmación y aceleración de los importantes y multimillonarios proyectos que el país tiene en preparación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog