miércoles, 9 de julio de 2014

Un Índice para Conocer el Crecimiento Regional

El Instituto Peruano de Economía (IPE), importante think tank dedicado al estudio de nuestra economía y a la difusión de las ideas de libre mercado, acaba de divulgar un interesante indicador acerca de la evolución productiva de las 24 regiones de nuestro país.

Se trata del denominado Indicador Compuesto de Actividad Económica (ICAE), construido con base en la información del Instituto Nacional de Estadística e Informática, pero también en otros indicadores referenciales y estimaciones propias, de tal manera que hará posible contar con data trimestral bastante aproximada acerca del tema.

Ello permitirá a los diversos agentes económicos, comenzando por los propios gobiernos regionales y los empresarios de allí y de fuera, tener información mucho más cercana y actual acerca del desempeño y perspectivas de dichas jurisdicciones y tomar las decisiones económicas pertinentes. El gobierno central y los pobladores, por su parte, tendrán una mayor capacidad de fiscalizar si lo que se viene haciendo realmente produce resultados.

El INEI suele consignar información al respecto (la más completa, sin duda), pero únicamente en forma anual, y con un retraso bastante mayor. Eso implica que la data que desde la fecha facilitará regularmente el IPE constituirá un oportuno avance informativo que cubrirá en gran medida el déficit actual.

Por ahora, la entidad ha elaborado datos trimestrales para el año 2013, y próximamente hará lo propio para el primer trimestre del año en curso. Los del año pasado, visibles en el gráfico adjunto, indican que trece regiones tuvieron crecimientos productivos mayores que el promedio nacional, con seis de ellas mostrando notables tasas de dos dígitos. Destacaron especialmente Cusco (gracias a la entrada en producción de su proyecto de Antapaccay) y Moquegua (merced a su crecimiento agroexportador y de su actividad de fundición y refinación de cobre).

Ese buen desempeño no se limita al corto plazo ni a las dos regiones mencionadas. Se extiende a la mayor parte del presente siglo, y abarca también a Madre de Dios, Tumbes, Ayacucho, Huánuco, Apurímac, Puno, Piura, Ica, Arequipa, Amazonas, Loreto y Junín. Según el IPE, entre los años 2008 y 2013, Cusco, Apurímac y Ayacucho han sido las regiones de mayor crecimiento.

En realidad, son muy pocas las regiones que vienen creciendo menos que Lima. En el 2013, sólo han sido muy negativos los desempeños de Cajamarca y Ucayali, en la primera por sus objeciones a la actividad aurífera y sus problemas de plaga en el café, y en la segunda por su menor producción hidrocarburífera, agrícola y manufacturera.

Como sabemos, el considerable crecimiento del PBI que viene registrando el Perú le está permitiendo remontar posiciones en el concierto latinoamericano de países, haciendo que el nivel de vida de sus pobladores (de la mano de la mejora del empleo y los ingresos que la expansión trae consigo) se vaya acercando paulatinamente al de países que anteriormente lo superaban con holgura. Una situación similar ocurre al interior del país cuando las regiones crecen más que Lima y que el promedio nacional: sus poblaciones mejoran sus condiciones  de vida con una mayor velocidad y con ello se va reduciendo la desigualdad. Siendo así, es de esperar que la situación descrita en el gráfico se siga reproduciendo, exceptuando, por supuesto, lo que viene ocurriendo en las regiones que hoy figuran en rojo y que deben tomar medidas para evitar que ello se repita. Con el fin de evaluar dicho acontecer, estaremos al tanto de los futuros e interesante informes que sobre la materia dé a conocer el IPE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog