lunes, 31 de diciembre de 2007

Economía Peruana: lo Mejor del 2007

El año que termina hoy fue, sin duda, un período de hechos muy positivos en la economía peruana, así como de algunas cifras realmente notables. Pese al terrible terremoto de agosto, la subida de los precios del petróleo (y otros insumos importantes como el trigo), y la crisis hipotecaria de Estados Unidos, que golpeó la confianza de los mercados emergentes, la economía peruana salió airosa, mostrando una enorme fuerza.

Sin más préambulos, enumeramos a continuación, y brevemente, algunos de los hechos y resultados más destacables del 2007:

1. Se firmó el TLC con Estados Unidos. De esa manera, nuestras exportaciones accederán, sin ningún arancel de por medio, muy probablemente a partir del 2009, al mercado más grande del mundo.


Ceremonia de suscripción en Washington (Foto: Andina)


2. El PBI creció más de 8%. Con ello, el Perú se volvió a ubicar entre las economías más dinámicas de América Latina. Cabe destacar que este crecimiento ya no estuvo liderado, como hasta el 2005, por las exportaciones, sino más bien por la demanda interna, como se explica en el siguiente punto.



3. La demanda interna creció más de 10%, debido al empuje de su principal componente, el consumo (que se expandió cerca de 8%), pero principalmente por el gran impulso de la inversión, especialmente privada, que creció más de 25%. La inversión pública, que comenzó muy débil, se viene recuperando, habiendo crecido aproximadamente en 10%.
La expansión de la inversión se aprecia claramente al comparar el dato actual con el de los períodos previos: 17.9% del PBI en el 2005, 19.9% en el 2006 y 22.7 % en el año en curso (dato a setiembre).

4. Se obtuvo un apreciable superávit fiscal. Según datos a setiembre, el resultado económico del gobierno central bordeaba el 3% del PBI.

5. Las reservas internacionales superaron los US$ 27 mil millones, monto mayor en casi 60% al del cierre del 2006, y que, al equivaler a más de 15 meses de importaciones, resulta más que suficiente para defender la estabilidad del nuevo sol.

6. Las exportaciones superaron los US$ 27 mil millones, con un crecimiento anual de 15%. No obstante, cabe precisar que la mayor parte del incremento se debió a los precios, que crecieron 15%, pues los volúmenes sólo crecieron 5%.

7. La inflación permaneció relativamente baja, con un nivel levemente superior al 3%. Si bien dicha cifra excedió las proyecciones más pesimistas, se situó entre las más bajas de América. Además, como se sabe, respondió fundamentalmente a factores externos (subida de los precios del petróleo y el trigo) y no internos (pues las finanzas públicas se manejaron adecuadamente).

8. La inversión extranjera se incrementó notablemente, de US$ 3,500 millones en el 2006 a aproximadamente US$ 5,000 millones al cierre del 2007. Dicho nivel, el más alto de la historia, seguramente será superado largamente en el año que se inicia, dada la inminencia del TLC con Estados Unidos.


La inversión extranjera está en auge (Foto: Andina)


9. Se obtuvo el Grado de Inversión. Si bien aún no se logró el upgrade de parte de S&P, Fitch o Moody's, sino de la canadiense DBRS, la calificación de ésta también es importante, y mejora la imagen internacional del país.

10. Se redujo el peso de la deuda. La deuda pública total pasó de representar el 32.7% del PBI a fines del 2006 a 31.0% en setiembre del 2007, en tanto que la deuda pública externa pasó de 23.6% a 20.9%.

11. Se redujo el promedio arancelario, el cual pasó de 8% a 5.8%. Sin embargo, el arancel efectivo, que resulta de calcular según el peso de las partidas, disminuyó hasta 3%, convirtiendo a la economía peruana en una de las más abiertas de la región, lo que coadyuva a hacerla más eficiente y competitiva.

12. El fondo privado de pensiones, administrado por las AFP, creció más de 40% frente a su nivel de fines del 2006, pasando de US$ 14 mil millones a US$ 20 mil millones.


Las AFP incrementaron notablemente el fondo de los futuros pensionistas


13. El sistema financiero se expandió aceleradamente. Los depósitos y colocaciones crecieron a tasas superiores al 40%, alcanzando los depósitos montos superiores a los US$ 25 mil millones. Esta sólida evolución estuvo acompañada por una bajísima morosidad, inferior al 2%.

14. El empleo creció significativamente, a tasas cercanas al 5%, y lo hizo especialmente en el interior del país, particularmente en las zonas ligadas a la agroexportación, como La Libertad, Ica o Lambayeque. No obstante, ello aún no es suficiente para aliviar este enorme problema social, requiriéndose tasas de expansión mucho más notables.

15. Se otorgó la buena pro para la construcción de la primera planta petroquímica. Ésta, que será construida en Pisco por la norteamericana CF Industries, con una inversión de US$ 1,000 millones, producirá amoníaco y úrea granulada.

16. Se obtuvo el reconocimiento de Machu Picchu como una de las Siete Maravillas del Mundo, lo que sin duda promoverá aún más el turismo hacia nuestro país. Este año llegaron 1.8 millones de turistas, que dejaron ingresos por US$ 1,700 millones, cifras aún bajas para el enorme potencial que se tiene.

17. La producción de gas creció más de 60%. Un aspecto destacado es que dicho hidrocarburo ya contribuye a la fecha con el 30% de la energía eléctrica que se genera en el país, lo que está acorde con el objetivo nacional de cambiar la matriz energética desde el petróleo hacia este recurso que poseemos en abundancia.

18. Se construyó más de 40 mil viviendas. Esto se hizo bajo los auspicios del programa Mivienda y sus productos Mi Hogar y Techo Propio. En este marco, están en ejecución varios megaproyectos en Lima y provincias.

19. Se iniciaron los proyectos para producir etanol. En ellos tienen un rol protagónico las grandes haciendas azucareras, que tienen en mente fuertes inversiones, con miras a exportar importantes cantidades de este combustible de gran demanda internacional.



Aparte de estos aspectos, resaltados en primer plano por estar referidos a los grandes temas del país, también hubo muy buenas noticias en temas más cercanos al común de la gente.

Un buen indicador lo constituyó, por ejemplo, la notable difusión de las tarjetas de crédito, que cada vez se hacen más comunes entre la población. Este buen dato se complementa con la fuerte expansión de los créditos en provincias, a un ritmo de crecimiento superior al de Lima.

También en provincias, fue notable el arribo de los malls o grandes centros comerciales. En efecto, Chiclayo, Trujillo, Piura, Cajamarca y Arequipa ya gozan de la presencia de estos modernos centros de abasto, y pronto se unirán a ellas Cusco, Huancayo y otras ciudades.

Por otro lado, la venta de vehículos nuevos se incrementó en más de 50%, haciendo que, a diferencia de años anteriores, ya no tuviera primacía la venta de vehículos usados.

Asimismo, se incrementó en más de 80% la cantidad de teléfonos celulares, que sobrepasaron los 15 millones de unidades y el 50% de penetración. Una dinámica también interesante ocurrió con los televisores de pantalla plana y los reproductores de DVD, cuyas ventas crecieron significativamente.


Como vemos, los buenos datos del 2007 no se limitaron a un ámbito, sino que se difundieron en varios de ellos. Esperamos que el 2008 resulte aún mejor, con el fin que muchos más de nuestros compatriotas puedan gozar, poco a poco, de los beneficios que genera una economía sana y dinámica.


Visite la página principal de Desarrollo Peruano

2 comentarios:

  1. Realmente el 2007 fue un buen año, en el cual hemos hecho grandes avances. Sólo falta mejorar el asunto de la pobreza, que sigue siendo grave.

    ResponderEliminar
  2. Estuve leyendo la lista de logros peruanos y me impresiona lo bien que estan muchos de sus indicadores. Felicitaciones, hermanos peruanos. En cambio, nosotros vamos para atrás. Saludos desde Guayaquil.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog