domingo, 4 de septiembre de 2011

El Perú en el Ranking Latinoamericano: Calificación Crediticia (A Setiembre del 2011)

Desde la última vez que consignamos el ranking de calificación crediticia, que toma en cuenta el rating asignado a la deuda de largo plazo en moneda extranjera, han habido algunas novedades en algunos países de la región latinoamericana, razón por la cual se amerita una actualización.
La mayoría de dichas novedades han sido en plan de mejora, lo que se comprueba observando que ya hay un buen número de países que ostentan el grado de inversión por parte de las tres principales agencias: Standard & Poor's (S&P), Moody's y Fitch, y otros que se aproximan a esa privilegiada situación.

La novedad más saltante para nosotros los peruanos ha sido, sin duda, el upgrade otorgado por S&P, que el 30 de agosto elevó la calificación de nuestra deuda desde el nivel BBB- en el que se encontraba desde julio del 2008, a BBB. Con ello nuestro país se consolida entre los más destacados de la región en este aspecto, alejado del líder Chile, pero a escasa distancia de México y casi a la par con Brasil.

Pero también otros países han avanzado. El caso más notable es el de Uruguay, que en julio recibió un doble upgrade, tanto de S&P como de Fitch, que elevaron su rating de BB a BB+, poniéndolo a un paso del grado de inversión.

Un poco antes, en junio, Brasil recibió el visto bueno por parte de Moody´s, que elevó su calificación del anterior Baa3 a Baa2. Eso permite a nuestro vecino del este aventajarnos ligeramente, pues ya ostenta dos calificaciones en el segundo peldaño del grado de inversión, dado que previamente ya había recibido la de Fitch.
En el mismo mes, Colombia recibió la única calificación que le faltaba para insertarse completamente en el grado de inversión: el rating BBB- por parte de Fitch.
Más abajo, en la mitad de la tabla, Paraguay también obtuvo una mejora, cuando en agosto S&P le asignó el rating BB-, en reemplazo del anterior B+.

Pero no todas fueron buenas noticias. Debido al incremento del riesgo político, la calificación crediticia venezolana retrocedió en agosto, mes en el cual S&P la degradó desde BB- a B+.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog