lunes, 19 de septiembre de 2011

El Perú en el Ranking Latinoamericano: Pobreza y Pobreza Extrema 2009

Dado que en su momento no nos fue posible publicarlo, en esta oportunidad tenemos el ranking de Pobreza y Pobreza Extrema correspondiente al año 2009. Para ello emplearemos los datos del Anuario Estadístico 2010, de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Esta entidad define como población pobre a aquella cuyo ingreso es inferior al monto mínimo requerido para satisfacer sus necesidades esenciales, en tanto que define como extremadamente pobre (o indigente) a la que percibe un ingreso inferior al monto mínimo requerido para satisfacer sus necesidades de alimentación.

Tanto la pobreza como la pobreza extrema vienen disminuyendo sostenidamente en la región. Así, mientras que en el año 1999 el primer problema afectaba al 43.9% de la población latinoamericana, en el 2009 afecta al 33.1%, porcentaje que, pese a ser mucho menor, no deja de ser preocupante. Una tendencia similar se aprecia en la extrema pobreza, que se redujo de 18.7% a 13.3%.
Lógicamente, la reducción de ambos males socioeconómicos no ha sido pareja. Como veremos a continuación, algunos países los han recortado drásticamente, otros de una manera solo aceptable, y algunos en un grado demasiado escaso.

El país latinoamericano más afectado es Honduras. Allí, en el año 2007, la pobreza golpeaba a nada menos que el 68.9% de su población, y la pobreza extrema al 45.6%. Una situación realmente dramática, con casi la mitad de sus habitantes padeciendo por satisfacer siquiera sus necesidades alimentarias. Sin embargo, hay que señalar, en favor de este país, que los porcentajes citados constituyen una notoria mejoría (de 10.8 y 11.2 puntos)  frente a los terribles datos del año 1999 (79.7% y 56.8%, respectivamente).

Nicaragua es el segundo país en esta preocupante lista, con porcentajes (en el año 2005) de 61.9% y 31.9%, habiendo registrado, sin embargo, importantes disminuciones (de 7.4 y 10.5 puntos, respectivamente) en los últimos cuatro años.

El problema también es muy agudo en Paraguay, Guatemala y Bolivia, donde más del 50% de sus habitantes padece dificultades para satisfacer sus necesidades esenciales, y casi un tercio de ellos se halla en situación de indigencia.

Afortunadamente, gracias en gran medida a su fuerte y sostenido crecimiento económico de los últimos veinte años, el Perú se ha alejado de la zona crítica de esta tabla, y hoy registra porcentajes de pobreza y extrema pobreza muy inferiores a los de diez años atrás. En efecto, mientras que en 1999 estos eran de 48.6% y 22.4%, en el 2009 se situaron en 34.8% y 11.5% (y continúan bajando, pues en el 2010 ya se hallaban en 31.3% y 9.8%, respectivamente). El fuerte crecimiento que sigue caracterizando a nuestra economía (y mejorando los niveles de empleo y de ingresos), la mejora de los precios en el sector agrario y el creciente afán por hacer que la riqueza se distribuya mejor, están contribuyendo a que nuestro número de pobres y pobres extremos sea cada vez menor.

Luego del Perú se puede ver a los países más desarrollados de la región, y, por ende, menos afectados por el mal. Entre ellos se debe considerar a Argentina y México, pese a que el documento de la CEPAL no publicó sus datos. Cerrando la tabla figuran Chile y Uruguay, con una pobreza que afecta apenas a uno de cada diez de sus habitantes y una extrema pobreza en vías de desaparecer.

3 comentarios:

  1. Me sorprende que la Argentina no tenga (o no presente) indicadores nacionales de pobreza.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante, he buscado la misma tabla del 2010 pero no la encuentro ... alguien me puede dar el enlace?

    ResponderEliminar
  3. LOS DATOS DE POBREZA DE ARGENTINA TIENEN UN ORIGEN DUDOSO, NISIQUIERA EL FMI CONFIA EN SUS INDICES DE PBI ANUAL E INFLACION PORQUE DAN DATOS FALSOS O TRANSGIVERSADOS, SU INDICE DEBE ESTAR COMO CHILE, URUGUAY ES EL MENOS POBRE DE LATINOAMERICA.Y CON UN CRECIMIENTO SOSTENIDO EN LOS ULTIMOS AÑOS.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog