lunes, 12 de marzo de 2012

Túneles Rímac-SJL: en 18 Meses estarán Listos

En Lima, la presencia de numerosos cerros dificulta la interconexión entre las diversas zonas de la ciudad. Esto ocurre por ejemplo, en el límite de los distritos de La Molina y Surco, donde el cerro San Francisco corta el paso, habiendo obligado a construir una carretera que asciende por él y desciende al otro lado.

Lo mismo ocurre entre los distritos de El Rímac y San Juan de Lurigancho (SJL), separados, como se aprecia en la imagen de arriba, por el cerro Santa Rosa. Pero aquí la situación es más grave, considerando que SJL es, con su más de un millón de habitantes, el distrito más poblado del país. Si bien en los últimos años ha sido dotado de cada vez mejores vías de acceso por su parte sur, y en un par de años tendrá el fantástico aporte de la prolongación de la Línea 1 del Metro de Lima, sigue y seguirá siendo un distrito encajonado, mientras no se concluya la gran obra planteada desde hace ya muchos años: el par de túneles de interconexión con El Rímac.



Cada uno de esos ductos paralelos, el Santa Rosa y el San Martín (de 300 y 270 metros de largo, respectivamente), tendrá 13 metros de ancho y 8 de altura, una pista de dos carriles (con espacio para ser ampliada a tres) y una vereda peatonal. En el lado de El Rímac, la entrada de ambos estará poco después de la intersección de las avenidas Prolongación Tacna y Alcázar, en tanto que en SJL lo estará cerca del punto de confluencia de las avenidas Lima y Perú.

Si bien la obra se inició en mayo del 2010 (durante la gestión del alcalde Castañeda), con miras a quedar terminada un año después, quedó paralizada en febrero del 2011, al producirse un importante derrumbe en el túnel Santa Rosa (casi listo para entonces), lo que obligó a efectuar una total reevaluación de los trabajos. En ese momento, el túnel San Martín tenía un avance del 40%.

La alcaldesa Villarán, en el reinicio de los trabajos en el túnel. (Foto: Andina)

Felizmente, hace un par de semanas la obra ha sido reanudada, luego de haberse decidido un radical reforzamiento de su estructura, lo que demandará un egreso adicional de aproximadamente US$ 26 millones.

De acuerdo al nuevo cronograma, todo quedará concluido dentro de un año y medio. En aras de la mayor seguridad posible, y teniendo en cuenta lo que ganará el tránsito en esa populosísima zona de la ciudad, vale la pena esperar.

2 comentarios:

  1. que lástima se haya elegido a esta sra. improvisada en todo aspecto

    ResponderEliminar
  2. Susana V. es la peor decepción de los último años. El centro de Lima está plagado de ambulantes desde la tarde y con basura sin recoger. Esto no era asi desde hacía años.

    Por otra parte en plena Av. Wilson ahora las galerías de partes de computadoras están pintando sus fachadas de azul eléctrico con lila (?) .. ¿es posible? ..

    Ojalá que este martirio pase pronto y tengamos alcaldes EFICIENTES Y TAMBIEN HONESTOS.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog