martes, 3 de abril de 2012

El Perú en el Ranking Latinoamericano: Crecimiento Acumulado del PBI en el Siglo XXI

El crecimiento económico es la base de la prosperidad de los pueblos, pues es a partir de este que se genera una mayor riqueza. Si bien es innegable la importancia de la redistribución (para que esa mayor riqueza llegue a todos), también lo es que la mera redistribución, sin una adecuada expansión que provea de los recursos futuros, sienta las bases para un languidecimiento generalizado.

Teniendo eso en cuenta, veamos a continuación cómo se han desempeñado en este fundamental tema los países latinoamericanos en los once primeros años del siglo XXI. Los datos, que muestran las tasas anuales de crecimiento del producto bruto interno (PBI), así como la acumulada y la promedio para el período, provienen de los institutos de estadística o bancos centrales de los respectivos países.

Hacer click para ampliar

Podemos apreciar que el ranking es liderado por Panamá, que en forma acumulada creció nada menos que 104.42%, con una tasa promedio de 6.72%. La buena política económica que viene llevando a cabo el pequeño país istmeño, apuntalada por la megaobra de la ampliación de su famoso canal interoceánico, se está viendo reflejada en ese espectacular crecimiento de su PBI.

El Perú es, afortunadamente, el segundo país latinoamericano más destacado en esta materia. En estos once años creció un apreciable 85.44%, con un promedio anual de 5.77%. Ni siquiera la severa crisis del 2009 evitó que avanzáramos, pues, si bien nos desaceleró abruptamente, no pudo impedir que retomáramos muy rápidamente el camino del crecimiento elevado.

En tercer lugar se ubica República Dominicana, que creció en el período nada menos que 75.32%, a una tasa anual de 5.24%. Le siguen Argentina y Ecuador, el primero con una tasa acumulada de 66.72% (4.76% anual) y el segundo con una de 65.35% (4.68% anual). Sin embargo, el crecimiento argentino confronta serias dudas acerca de su sostenibilidad, considerando que es apuntalado por un gasto público bastante desenfrenado y que se traduce en una elevada inflación, que en el mejor de los casos sería de 10% (con probabilidad de superar el 20%).

El país latinoamericano mejor catalogado en el campo económico, Chile, se sitúa quinto, con una expansión acumulada de 59.57%, que equivale a una anual de 4.34%. Nuestro vecino del sur inició débilmente el siglo, pero en los últimos años ha logrado sostener una tasa relativamente importante, aunque no pudo evitar caer en el 2009. Cabe señalar, de otro lado, que sus datos entre el 2001 y el 2003 aún están pendientes de revisión, como ya lo fueron los del 2004 en adelante.

Costa Rica y Colombia se ubican en los puestos siguientes, con tasas acumuladas bastante parecidas.

En cuanto a los dos más grandes países de la región, Brasil y México, no han tenido un buen desempeño productivo. El primero tuvo tasas de expansión sumamente modestas en los primeros años, mejoró en los siguientes, retrocedió muy levemente en el problemático 2009 (de la crisis internacional), aceleró fuertemente en el 2010, pero volvió a crecer modestamente en el 2011, frente a problemas de recalentamiento e inflación de su economía.
México, por su parte, tiene problemas aún más serios, con tasas bastante preocupantes, que acumularon un 24%, promediando apenas el 2% en este oncenio. La crisis que afectó a su principalísimo socio Estados Unidos, le significó un grave revés en el 2009, con una caída de 6.2%, de la cual viene tratando de recuperarse.

Pese a ese pobre desempeño productivo, el país azteca no es el de menor crecimiento en la región. Esa calificación le corresponde al pequeño El Salvador, que acumula en el período evaluado una expansión de apenas 22.29%, con un promedio anual de 1.85%. Considerando que se trata de un país con fuertes carencias socioeconómicas, y por lo tanto urgido de crecer aceleradamente, su situación resulta sumamente preocupante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog