martes, 18 de marzo de 2014

La UNI: ahora Abocada al Primer Microsatélite Peruano

Acabamos de ver, en los últimos meses, cómo tres universidades peruanas dieron sus primeros pasos en materia aeroespacial, al enviar al espacio sendos nanosatélites, pequeños cubos de 10 centímetros por lado y un peso máximo de 1 kilogramo.

Primero lo hizo la Pontificia Universidad Católica, luego la Universidad Alas Peruanas y por último la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), cuyo nanosatélite Chasqui I, actualmente acoplado a la Estación Espacial Internacional (EEI), será desplegado y puesto en funcionamiento a fines de este mes.

Pero la UNI no sólo ha trabajado con el diminuto Chasqui I. También tiene muy avanzado, con la colaboración de la Universidad Estatal del Suroeste de Rusia (UESOR), un aparato de mucho mayor envergadura y peso, que se denominará Chasqui II (siendo su denominación rusa la de Skaf 3, por formar parte de su programa Radioskaf). Cada una de las dos universidades se encargará de preparar y dejar apta una parte (aproximadamente 50%) del satélite, incluyendo las sofisticadas tarjetas y circuitos mediante los cuales operará.

El Chasqui II será un microsatélite en forma de prisma hexagonal, de 35 centímetros de arista y un peso de 30 kilogramos. Su estructura es de una aleación especial de aluminio anodizado, y contará con dos cámaras de resolución media, una en el rango visible, y otra en el rango infrarrojo.


Video del año 2012 acerca de las características del satélite

A diferencia de los nanosatélites recientemente lanzados, éste no será un aparato de experimentación, sino de aplicación. También a diferencia de ellos, enviará a tierra (a través de dos transmisores, uno VHF y otro UHF) imágenes encriptadas y codificadas, las que permitirán un mayor nivel de seguridad y una mayor velocidad en la transmisión. Esto último será muy importante, teniendo en cuenta que los períodos de contacto serán de apenas 10 minutos. Las imágenes que el Chasqui II captará de nuestro territorio serán recibidas y procesadas en la estación terrena que la UNI construyó hace poco más de cuatro años en su campus. Para recibir instrucciones contará con un receptor. Su carga útil incluirá instrumentos (entre ellos diversos sensores y un GPS experimental) para efectuar experimentos científicos e investigaciones sobre fenómenos atmosféricos.

Como lo señalan las autoridades de la universidad,el aparato tiene todos los componentes de un satélite mayor, pero en tamaño reducido. Uno de los aspectos importantes de su proceso de desarrollo es que ha implicado la construcción, por parte de la misma UNI, de varios de los aparatos requeridos para poner a prueba sus prestaciones.


Video del 2014 con explicaciones de un ingeniero de la UNI.

A la fecha, su nivel de avance ya bordea el 50%, previéndose que sea lanzado al espacio aproximadamente en el 2015. Ello ocurrirá desde la base rusa de Baikonur, mediante un cohete que lo trasladará, tal como al Chasqui I, hasta la Estación Espacial Internacional, para que los astronautas allí presentes lo pongan en órbita a la misma altura que ésta, es decir a 350 kilómetros de la Tierra, en lo que se denomina una LEO (low earth orbit u órbita terrestre baja).

Dicha órbita será polar, es decir pasando por los polos de nuestro planeta y dándole la vuelta cada 90 minutos. Eso significa que diariamente pasará 16 veces sobre el Perú, momentos en los cuales la estación terrena captará su señal y le enviará instrucciones.

En cuanto a su tiempo de vida, será de entre seis meses y un año, lapso durante el cual se convertirá en un valioso instrumento para que los científicos de la UNI, y de todo el país, incrementen sus conocimientos acerca de esta fundamental tecnología, y puedan desarrollar en el  futuro proyectos cada vez más importantes.

Foto: Diario La Primera

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog