jueves, 3 de enero de 2008

Mejoran los Estadios Peruanos

Desde la Copa América del 2004, los estadios peruanos han entrado en un proceso de contínua y evidente mejora, que cada vez abarca más ciudades.
Así, no sólo se ha remodelado varios de ellos, mejorando notablemente sus instalaciones, sino también se ha construido otros. Los campos de césped sintético, anteriormente inexistentes en el país, cada vez proliferan más, permitiendo una práctica mucho más intensiva del fútbol, en razón de su resistencia mucho mayor que los de césped natural, a lo que agregan un costo de mantenimiento muy inferior.

Hagamos una breve reseña sobre los avances de los últimos años.


Comencemos por nuestro histórico Estadio Nacional. Este tradicional escenario ha venido siendo mejorado desde el 2004, por ejemplo con la reinauguración de su tradicional torre y luego con la instalación de una cancha sintética. Ahora, le serán instaladas 12 mil butacas, en sus dos tribunas principales, lo que le dará una mucho mejor presentación. Además, hay un proyecto para ampliar su capacidad de 43 mil a 60 mil espectadores, instalándole palcos (similares a los del Monumental) en su parte superior.


En provincias, el Mansiche también fue modernizado y ampliado en el 2004, elevando su capacidad de 15 mil a 25 mil espectadores. Asimismo, se le dotó de iluminación nocturna y luego se le colocó gramado sintético.


Trujillo: Mansiche

Lo propio ocurrió en Piura, donde prácticamente se construyó un nuevo estadio en reemplazo del viejo y pequeño Miguel Grau. Ahora, el escenario piurano es todo un orgullo, con sus perfectas graderías capaces de albergar 25 mil espectadores, su iluminación nocturna, y su campo de césped artificial.

Piura: Miguel Grau

En Chiclayo, el Elías Aguirre también fue ampliado, pasando a ser a la fecha un hermoso estadio con capacidad para 25 mil espectadores, iluminación nocturna y césped artificial.

Chiclayo: Elías Aguirre

El sur del país no fue ajeno a las mejoras. Allí se amplió el estadio Jorge Basadre de Tacna, que ahora puede acoger 20 mil espectadores, y celebrar partidos nocturnos, gracias a su moderna iluminación.

Tacna: Jorge Basadre

También se hizo una importante ampliación en el tradicional Garcilaso, del Cusco, elevando su capacidad hasta nada menos que 42 mil asientos, lo que lo convierte en el quinto estadio más grande. Si bien este recinto deportivo no cuenta con césped artificial, se jacta de poseer la mejor cancha del país, pues su césped natural es mantenido en perfectas condiciones.


Cusco: Garcilaso

Con ocasión de la celebración en nuestro país, en el año 2005, del campeonato mundial Sub 17, también Iquitos se unió a la lista de ciudades con nueva infraestructura futbolística. En efecto, hoy la capital loretana exhibe con orgullo un hermoso y moderno estadio, que quizá sea el mejor equipado del país, pues no sólo cuenta con una muy buena capacidad (20 mil espectadores), sino también con césped artificial (considerado el de mejor calidad), iluminación nocturna, y una excelente pista atlética, totalmente sintética.

Iquitos: Max Augustin

Las cosas no se detienen allí. Chimbote estrenó hace pocos meses un muy buen estadio, el Manuel Rivera Sánchez, capacitado para acoger 25 mil espectadores, y que cuenta con un hermoso campo sintético.
Chimbote: Manuel Rivera Sánchez

Pucallpa también avanzó. Si bien no construyó un estadio, modernizó su tradicional Aliardo Soria (capacidad: 8 mil espectadores), dotándolo de un perfecto campo sintético e iluminación nocturna.

Pucallpa: Aliardo Soria Pérez

Algo parecido ha hecho Puno con su grande y tradicional Torres Belón (capacidad: 25 mil), instalándole un campo artificial. En este estadio también está prevista una pista atlética de tartán.

Además de lo señalado, está proyectada, entre otras cosas, la ampliación a 20 mil espectadores de la capacidad del estadio Campeones del 36, de Sullana, así como la instalación de una cancha sintética. También, la construcción de un estadio para 40 mil espectadores en Juliaca.

Como se puede observar, en cuanto a estadios, nuestro país ha hecho muy buenos avances. Los vetustos estadios del interior se han convertido en escenarios de muy buen nivel. Además, se sigue elaborando nuevos proyectos. Ojalá que la mejora continúe y se extienda a más ciudades. Con buenos estadios, se acrecientan las posibilidades de que nuestro alicaído nivel futbolístico logre la superación que todos deseamos.

2 comentarios:

  1. Felicitaciones amigo x tu post.. sin duda .. es un orgullo ke nuestros viejos potreros sean ahora imponentes colosos que albergue al deporte peruano tan caido estos años.. ojala ke todos sean utilizados con gran responsabilidad,, x mi parte el Centenario de Chimbote.. le falta aun la pintada y la pista atletica.. el techo de la occidente tambien esta en proyecto.. x lo pronto cada domingo y miercoles no recibe a menos de 9000 espectadores para apoyar a nuestro Jose Galvez .. salu2

    ResponderEliminar
  2. DEBERIAN CAMBIAR DE NOMBRES A TODOS LOS ESTADIOS QUE LLEVAN NOMBRES DE PERSONAS EN ESPECIAL COMO EL HERACLIO TAPIA DE HUANUCO EL CUAL ES UN NOMBRE MUY FEO

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog