viernes, 25 de enero de 2008

Perú: Principal Destino de Inversiones Chilenas


Santiago, Chile. Las inversiones de ese país llegan masivamente al Perú.

Justamente en momentos en que las relaciones diplomáticas están algo crispadas, a causa de un diferendo por la delimitación marítima, que felizmente será resuelto en las instancias pertinentes, llegó la excelente noticia, procedente de la Cámara de Comercio de Santiago, de que el Perú se ha convertido en el principal destino de las inversiones chilenas, superando a países importantes, y de mayor tamaño económico, como Argentina, Brasil y Colombia.

En efecto, en el año que pasó, nuestro país recibió inversiones sureñas por US$ 1,236 millones, monto cuatro veces mayor al del 2006, y que además representa el 26% de los US$ 4,698 millones que dicho país invirtió en total en el exterior. Brasil recibió US$ 875 millones (19% del total) y Argentina, tradicionalmente el principal destino, sólo US$ 775 millones (16% del total).

En el 2007, Chile duplicó sus inversiones en el exterior, pues en el 2006 éstas habían sido de US$ 2,324 millones. El hecho de que gran parte de esa expansión se haya destinado a nuestro país constituye un espaldarazo a la política económica que se viene aplicando.



Sin duda, los capitales chilenos se sienten fuertemente atraídos por el mercado peruano, lo cual se debe a múltiples factores. Entre ellos se puede señalar su elevada tasa de crecimiento, el enorme potencial de sectores aún poco desarrollados (como el del retail o el inmobiliario), la estabilidad macroeconómica, las reglas de juego claras, que no discriminan entre capital externo y nacional, el creciente conocimiento de la idiosincracia peruana y sus consumidores, la cercanía geográfica, etc.

El sector preferido por los chilenos es el comercio minorista o retail, al cual destinaron en el 2007 el grueso de sus inversiones: nada menos que US$ 1,011 millones. Ese empuje inversor resultó muy evidente para la población peruana, que comprobó, con gran satisfacción, la notable expansión de cadenas como Saga Falabella, Ripley, Tottus y Sodimac, no sólo en Lima, sino también en provincias. A ellas se sumará dentro de poco Almacenes Paris, de propiedad del grupo Cencosud, que hace poco remeció nuestro sector comercial al comprar la emblemática cadena Wong por US$ 500 millones.

En la industria y el sector inmobiliario, los montos fueron mucho menores, lo que muestra que aún hay mucho camino por recorrer. En el primero, la inversión chilena llegó a US$ 70 millones, y en el segundo a US$ 60 millones.


Ojalá que en el 2008, las relaciones y los números, lejos de enfriarse o reducirse, se amplíen, en provecho de los dos países.

3 comentarios:

  1. Bienvenida la inversión chilena y de cualquier otro país!

    ResponderEliminar
  2. La inversion chilena es la mas notoria, por estar en sectores bien visibles, pero no la mas importante. Me parece bien que venga. Otros sudamericanos que están entrando fuerte son los argentinos, sobre todo al gas y al petroleo.

    ResponderEliminar
  3. Los chilenos están siendo buenos socios nuestros en todo lo que se refiere a inversiones y economía. Lastima que sean tan intransigentes en el tema de la delimitacion marítima. Pero bueno, ya entenderán.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog