sábado, 6 de septiembre de 2008

El Perú en el Ranking Latinoamericano: Fondos de Pensiones

Los fondos de pensiones o jubilación, que son administrados por las ya muy conocidas administradoras de fondos de pensiones (AFP o AFJP), tienen dos importantísimas funciones.

De una parte, contribuyen a la obtención de un ingreso digno en favor de sus aportantes, al momento de su jubilación, y de otra, se convierten en una notable forma de ahorro nacional, y por ende, en una enorme fuente de recursos, capaz de cubrir muchas de las necesidades de financiamiento de largo plazo de la economía, en aspectos tan vitales como las obras de infraestructura o los créditos hipotecarios.

Es decir, los fondos de pensiones, a la vez de contribuir a otorgar seguridad económica futura a sus millones de afiliados, fortalecen la estabilidad financiera de los países. Por eso es tan importante procurar que se incrementen veloz y sostenidamente, brindándoles un clima económico sano, en el que las inversiones puedan desarrollarse con toda seguridad y confianza. Felizmente, así viene ocurriendo, pese a las adversidades que cada cierto tiempo se suelen presentar en el panorama económico, sea nacional o internacional.

Para averiguar cómo marchan los sistemas pensionarios latinoamericanos, en esta oportunidad recurriremos a los datos publicados por la Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones (FIAP).

Según esta entidad, el país latinoamericano con el más grande fondo de pensiones al cierre del año 2007 fue Chile, cuyo stock llegó a la impresionante cifra de US$ 111,037 millones. No es para menos, teniendo en cuenta que este país fue el creador del sistema de administración privada que hoy han adoptado muchos otros países.

Le sigue México, que no obstante haber demorado un poco en reproducir el modelo chileno, ya registra un fondo sumamente cuantioso, superior a los US$ 80 mil millones.

En los siguientes lugares se ubican, como podemos ver, Argentina, Colombia y el Perú.

Nuestro país contabilizó, según el cuadro, un fondo superior a los US$ 20 mil millones. Teniendo en cuenta que en 1993 se convirtió en el primer país del mundo que adoptó el exitoso modelo de nuestro vecino del sur, tal vez debería exhibir un monto superior. Lamentablemente, han conspirado contra ello el alto nivel de desempleo y la enorme informalidad, para la cual no sólo no existen los fondos de pensiones, sino tampoco la mayoría de beneficios sociales.

Felizmente, esos graves problemas se están atenuando aceleradamente en los últimos tiempos, gracias al elevado crecimiento de nuestra economía, que está permitiendo incorporar al mundo del empleo adecuado, la formalidad y los derechos laborales a decenas de miles de trabajadores, haciendo a su vez que el número de aportantes y el fondo de pensiones registren una nueva etapa de veloz crecimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog