jueves, 4 de septiembre de 2008

Gran Inversión en Siderúrgica de Chimbote

Como acabamos de ver en el ranking latinoamericano, el Perú ocupa actualmente, con sus 881 mil toneladas, el séptimo lugar regional en materia de producción de acero. Afortunadamente, esta situación podría cambiar en poco tiempo, y nuestro país podría escalar posiciones en el referido ranking. ¿Cómo así?

Ocurre que hace dos días la brasileña Gerdau, propietaria de Siderperú, anunció que invertirá cerca de US$ 1,400 millones en los próximos cinco años en su planta de Chimbote, con el objeto de multiplicar por seis su actual producción.

En una primera etapa, que estaría lista en el 2011, triplicaría su volumen producido, hasta 1.5 millones de toneladas. Dos años después, en el 2013, duplicaría esa producción, llevándola hasta nada menos que 3 millones de toneladas, haciendo que la siderúrgica chimbotana se convierta en una de las principales de Sudamérica.


Vista satelital de la siderúrgica

¿Qué factores habrían llevado a Gerdau a decidirse por una inversión tan cuantiosa? El más importante, sin duda, es el gran dinamismo actual de la economía peruana, liderado por la construcción, gran demandante de acero. Asimismo, el aún muy escaso consumo por habitante, que revela un enorme potencial de crecimiento. Además, es prácticamente seguro que se construirá un ducto, que transportará el gas natural de Camisea hasta la planta de Chimbote. Con esa invalorable dotación energética, el costo de producción se reduciría notablemente, haciendo que el atractivo del proyecto aumente considerablemente.

Actualmente, con sus 490 mil toneladas del año 2007, Siderperú es el líder nacional en la producción de acero, aunque tiene un rival sumamente fuerte en Aceros Arequipa, que produjo 391 mil. Esta última empresa también tiene planes importantes, entre ellos el de aumentar a 1.2 millones de toneladas su capacidad productiva en el 2010.


Bobinas de acero de Siderperú.

De ser así, cuando se culmine la ampliación en Chimbote, el Perú podría estar produciendo más de 4, y quizá hasta 5, millones de toneladas, con lo cual, como ya se dijo, podría ascender varias posiciones en el ranking latinoamericano. Eso no sólo le permitiría dejar de importar, como ahora, la mitad del acero que consume, sino exportar una cantidad considerable.

Pero la noticia referida a la parte productiva no es la única positiva. También lo es el hecho de que Gerdau pretenda financiar gran parte de su inversión emitiendo bonos en el mercado peruano, tal como hiciera hace un tiempo la chilena Cencosud para cancelar la compra de Wong.

Ello, además de reflejar confianza en nuestro mercado de capitales, constituirá una nueva y excelente prueba de fuego para éste, y contribuirá a dinamizarlo, pues si bien ya cuenta con un muy importante stock de recursos disponibles, requiere una mayor oferta de papeles atractivos en los cuales se pueda invertir. Con la iniciativa de Gerdau, se abre tal posibilidad, que, sin duda, no será desaprovechada por las AFP, los fondos mutuos y otros inversionistas institucionales.


Ver la página principal de Desarrollo Peruano.

2 comentarios:

  1. Que tal inversion. Fabuloso.

    ResponderEliminar
  2. Asociandonos cn los brasileños podemos hacer grandes cosas, pues son amigos y tienen tecnologia y capital.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog