sábado, 10 de abril de 2010

El Declinante Riesgo País y los Bonos Peruanos

El riesgo país peruano, medido a través del EMBIG (Emerging Markets Bond Index-Global), sigue disminuyendo, acercándose aceleradamente al nivel que tenía antes de desatarse la crisis financiera internacional.
Este indicador mide la tasa adicional que deben pagar los bonos soberanos en dólares que emite un país sobre la tasa que pagan los bonos del Tesoro de Estados Unidos, considerados de riesgo cero. Cuanto más riesgoso es un país, mayor rendimiento (más intereses) deben tener sus bonos en comparación con los del Tesoro, para que los inversionistas los prefieran en lugar de éstos.
El Perú, al ser considerado un país de decreciente riesgo, puede colocar bonos a menores tasas, obteniendo un financiamiento cada vez más barato.

Tal como nos muestra el gráfico del Banco Central de Reserva, el 6 de abril el riesgo-país peruano cerró en 132 puntos básicos (pbs), mostrando una tendencia rápidamente declinante, que ya lo sitúa en su menor nivel de los dos últimos años. Eso significa, teóricamente, que hoy al Perú le basta pagar en promedio 1.32 puntos porcentuales sobre lo que pagan los bonos del Tesoro a 10 años (3.95%) para colocar exitosamente sus emisiones a ese plazo, o 1.32 puntos sobre 4.80% para colocar títulos a 30 años. Si la tendencia mencionada se mantiene, es probable que en unas pocas semanas el indicador se ubique a tiro de cañón de su mínimo histórico, de menos de 100 pbs, logrado a mediados del año 2007.
El gráfico también nos deja ver que el nivel de riesgo peruano es bastante menor que el promedio latinoamericano (302 pbs). En la región, sólo nos supera Chile, con un EMBIG de 115 pbs.

Esa notoria caída del nivel de riesgo resulta de la sustancial baja que se viene produciendo en los diferenciales de tasas entre nuestros diversos bonos soberanos de largo plazo y los del Tesoro. Así, el diferencial de nuestros bonos Global 16 (que vencerán en el 2016) bajó de 508 a 119 pbs entre diciembre del 2008 y el 6 de abril del presente año. El de los bonos Global 25 (con vencimiento en el 2025) se redujo de 507 a 137 y el de los Global 37 (que vencerán en el 2037) de 501 a 131.

El declinante riesgo también se aprecia claramente en el spread de los denominados CDS (Credit Default Swaps), instrumentos que ofrecen cobertura ante la posibilidad de incumplimiento en el pago de los bonos. Los CDS peruanos, con un spread de 120 pbs, son los terceros de menor riesgo en América Latina, sólo por detrás de los de Chile (82 pbs) y México (109).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog