domingo, 18 de abril de 2010

El Perú en el Ranking Latinoamericano: Distribución del Ingreso 2008


El ranking de hoy se dedica a ver la distribución del ingreso en nuestra región, la más inequitativa del mundo. Aquí, un porcentaje muy minoritario, el más rico, puede llegar a acaparar la mitad o más del ingreso total de un país, dejando para el sector más pobre porcentajes que a veces no llegan ni al 1% del total. Así lo demuestran los datos que ahora presentamos, provenientes del Anuario Estadístico 2009 de la Comisión Económica para América  y el Caribe (CEPAL).

Éstos se refieren a la distribución del ingreso a nivel nacional, salvo en el caso argentino, cuyos datos fueron obtenidos exclusivamente en el área urbana (en las 31 principales ciudades). A no ser que se indique lo contrario, corresponden al año 2008.


Los datos, que han sido ordenados de acuerdo a lo que reciben los deciles más pobres, nos dicen que Venezuela es el país latinoamericano con la mejor distribución del ingreso. Allí, el Decil 1, es decir, el 10% más pobre de la población, recibe el 1.8% del ingreso. Es un porcentaje ciertamente bajo, no comparable con el de los países más desarrollados, pero aún así muy superior al de la gran mayoría de nuestros países. La supremacía venezolana en este campo se ratifica en el Decil 2, así como en los quintiles 2 y 3 (correspondientes a sendos porcentajes de 20% de la población), para los cuales sus números son superiores a los del resto de países. También se confirma en el porcentaje del Decil 10 (el 10% más rico de la población), el menor de todos.

Uruguay, Costa Rica, México, Chile y Ecuador son los países que siguen en esta lista. En ellos, el Decil 1 obtiene el 1.5% del ingreso nacional. Sin embargo, en los dos primeros países, sobre todo en Uruguay, el Decil 10 no absorbe un porcentaje tan elevado de la riqueza, lo que es positivo.

El Perú se halla en una posición expectante. Aquí, el 10% más pobre recibe el 1.4% del ingreso, y el que le sigue, el 2.6%, acumulando, para el Quintil más pobre, el 4%. Conforme se asciende en la escala de ingresos, la participación de los diversos grupos va mejorando, haciéndose comparable con su peso poblacional. Así, mientras que el Quintil 2 (correspondiente al segundo 20% más pobre) percibe el 8.5% del ingreso, el Quintil 3 percibe el 13.8%, y el Quintil 4 el 21.7%. Obviamente, el porcentaje del Quintil 5 (donde se halla la clase más pudiente, así como gran parte de la clase media) es mucho más alto que su peso poblacional, pues representa el 52.1% del ingreso total. Sin embargo, cabe destacar que la participación de la clase más rica en el ingreso peruano (35.8%) es la tercera más baja de toda la región. Al parecer, los ricos de nuestro país no gozan de ingresos tan desproporcionadamente altos como los de sus pares de los países vecinos.

Argentina se ubica a continuación, con su 10% más pobre recibiendo 1.2% del ingreso, y con su 10% más rico recibiendo un apreciable 40.8%. Le siguen varios países centroamericanos, con indicadores parecidos.

Cerca de los últimos lugares se hallan Colombia y Brasil. En ambos, la distribución es sumamente desigual, pues el decil más pobre capta menos de 1% del ingreso, en tanto que el más rico obtiene casi el 50%.

Honduras y Bolivia cierran la tabla. En el primero, el 10% más pobre de la población recibe el 0.6% del ingreso nacional, en tanto que en el segundo apenas el 0.4%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog