martes, 19 de julio de 2011

Excelente Decisión: Velarde sigue en el BCR

La decisión del electo presidente Humala de mantener a Julio Velarde en la presidencia del Banco Central de Reserva ha sido muy bien recibida por los mercados. La Bolsa de Valores de Lima, por ejemplo, subió 4.62%, en un día en que todas las principales bolsas del mundo retrocedieron (ver cuadro siguiente), afectadas por el nerviosismo reinante en los mercados financieros.
El riesgo país también evolucionó favorablemente, disminuyendo de 185 a 176 puntos básicos.

El "efecto Velarde": en un día de caídas generalizadas, la BVL subió considerablemente.

Ojalá a esta excelente decisión le sigan otras en el mismo sentido, particularmente en el fundamental Ministerio de Economía y Finanzas, donde debería designarse a un técnico que inspire confianza en los agentes económicos y en los mercados nacionales y extranjeros, y no a personas cuyos antecedentes y convicciones ideológicas generen inquietud.

La idea debe ser mantener el correcto manejo macroeconómico que el país ha venido aplicando a lo largo de las dos últimas décadas, y que lo ha convertido en uno de los más dinámicos y estables del mundo. Lo único que hace falta es poner mayor énfasis en el aspecto redistributivo, pero con medidas adecuadas (un gasto social mucho más focalizado y una inversión pública mucho más eficiente, que incremente la competitividad) y no con controles, subsidios, rigideces laborales, intervencionismos estatales y otras medidas, que, al desequilibrar las finanzas públicas y desincentivar la inversión, generarían un efecto totalmente contrario al deseado.

Con medidas inteligentes, que no desvirtúen el modelo, sino que más bien lo perfeccionen, la abundante riqueza que este viene generando podrá llegar mucho más fluidamente a todos los peruanos, atendiéndose así uno de los aspectos que (pese a la notable reducción de los niveles de pobreza) aún están pendientes.

La designación de Julio Velarde es un primer indicio de que, por lo menos en la parte monetaria y cambiaria, el modelo sería respetado. Si en los siguientes días se producen otras que ratifiquen esa orientación en la política económica, no tenemos dudas de que la inversión, que se había retraído a causa de la incertidumbre, poco a poco retornará. Y de ocurrir eso, la economía peruana podría retomar el camino del crecimiento acelerado.

1 comentario:

Temas tratados en nuestro blog