viernes, 15 de julio de 2011

PBI Creció 7.10% en Mayo

El producto bruto interno (PBI) peruano sigue creciendo. En mayo lo hizo en 7.10%, tasa importante, pero a la vez la menor del año. Con ello, sumó 21 meses de expansión ininterrumpida, alcanzando una variación de 8.04% en lo que va del 2011 y una de 9.05% en los últimos doce meses. Así lo hizo saber hoy, mediante un Informe Técnico, el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

Los sectores de mejor desempeño fueron el Financiero y de Seguros, el de Transportes y Comunicaciones, y el de Servicios Prestados a Empresas, todos los cuales se expandieron más de 10%.
Contrariamente, los de más pobre performance fueron la Pesca, que retrocedió, el Agropecuario, que prácticamente no creció, y la Minería e Hidrocarburos, que lo hizo solo muy levemente.
La Construcción, otrora uno de los motores de la economía, apenas creció 3.70%, en tanto que la importantísima Manufactura solo lo hizo en 5.06%.

Si bien el resultado no es nada malo, teniendo en cuenta que la comparación se hace con mayo del 2010, mes en el que se creció un apreciable 8.90%, está poniendo de manifiesto una importante desaceleración en la inversión privada, afectada por la incertidumbre acerca del rumbo macroeconómico que se seguirá en los siguientes cinco años. Eso es particularmente claro en sectores como la construcción, cuya débil evolución aparentemente continúa, como lo revela la baja de casi 3% en los despachos de cemento en junio, augurando un nuevo dato poco favorable para el sector.

El gobierno que tomará posesión el 28 de julio es el que está influyendo decisivamente en esa pérdida de velocidad de nuestra economía, mucho más que el gobierno saliente, cuya capacidad de influir en el mercado ya resulta sumamente limitada a estas alturas. La situación tampoco es atribuible a la reducción del gasto público, pues este pesa en el PBI mucho menos que la inversión privada.
Es el temor a una política económica de corte heterodoxo el que está perturbando el crecimiento. Frente a ello, solo queda esperar definiciones, tanto en lo que se refiere a las personas que tendrán el manejo económico, como en lo concerniente a las medidas a aplicar. Si ambas resultan atractivas para el mercado, por constituir una prolongación de la exitosa política que ha venido rigiendo en las dos últimas décadas (agregándole las necesarias mejoras en el ámbito social), no cabe duda de que la expansión retomará el gran ritmo de los primeros meses del año. Pero si más bien resultan indicios de que se hará concesiones a la heterodoxia, la expansión podría comenzar a verse seriamente afectada, ya no coyunturalmente, sino en un proceso mucho más consistente y desalentador.

2 comentarios:

  1. No le veo problemas al abordage heterodoxo, el problema es no hacer alteraciones bruscas en el modelo de crescimiento escojido. El Perú si quiere hacer algun cambio deve hacerlo con cautela y no de forma brusca.
    Ahora, los temores no son apenas con respecto al gobierno entrante. AGP tiene sí mucha culpa en la desaceleracion. El estado corto de forma brusca la inversión pública para alcanzar el superavit fiscal y eso há contribuído de forma decisiva en la desaceleracion del crescimiento.

    ResponderEliminar
  2. un otro abordaje para la desaceleracion...

    http://willeconomics.blogspot.com/2011/07/parando-en-vez-de-correr.html

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog