lunes, 25 de julio de 2011

Transporte en Lima: a Dos Velocidades

Este excelente video, proveniente de Youtube, nos muestra, en sus escasos pero muy didácticos segundos, la fundamental diferencia existente entre un sistema de transporte a nivel y uno a desnivel.



El primero, a ras del piso, está permanentemente afectado por cruceros, semáforos y congestiones que hacen sumamente lento el desplazamiento. El segundo, en cambio, emplea un viaducto totalmente despejado, por el que discurre libre de toda interferencia.

Así, mientras que la larga fila de vehículos de la parte baja debe esperar (en uno y otro cruce) exasperantes minutos para avanzar, el Metro que pasa por encima de ellos no requiere hacerlo en absoluto, pues solo se detiene en sus estaciones. Las tortugas a nivel no pueden competir con la liebre a desnivel.
La situación (y lo que implica en ahorro de tiempo y dinero) aún no es demasiado notoria para el gran público limeño, pues el Metro recién se halla en fase de pruebas, pero comenzará a serlo a partir de octubre, cuando inicie su operación comercial, y mucho más desde el 2013, cuando su flota de trenes ya esté completa.

Teniendo en cuenta esa y otras razones (por ejemplo, la menor contaminación ambiental al emplear propulsión eléctrica y la descongestión al reducir el número de vehículos), Lima no debe desechar, de ninguna manera, los proyectos para seguir ampliando su red del Metro. A la Línea 1 (que está a punto de ser prolongada hasta San Juan de Lurigancho) le debe seguir, de inmediato, la Línea 2, entre el Callao y Ate. Todos los otros sistemas de transporte, incluyendo las siguientes líneas de El Metropolitano, importantes como son, deben ser considerados elementos complementarios, pero no sustitutorios, de esa columna vertebral llamada Metro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog