domingo, 30 de junio de 2013

El Perú en el Ranking Latinoamericano: Acceso a los Servicios de Agua Potable y Saneamiento 2010

La Organización Mundial de la Salud (OMS) identifica como factores de riesgo causantes de las enfermedades y/o la muerte, las prácticas deficientes de alimentación del lactante, la insuficiencia de peso del recién nacido, el sobrepeso u obesidad, la desnutrición infantil y materna, las prácticas sexuales de riesgo, el consumo de tabaco, el uso nocivo del alcohol, el agua insalubre y la falta de saneamiento.

Nosotros indagaremos, en esta ocasión, cómo va la región latinoamericana en cuanto al combate a los dos últimos factores mencionados. Es decir, averiguaremos cómo marcha la provisión de los vitales servicios de agua potable y saneamiento.

Según la OMS, el nivel de acceso al agua potable se calcula en función del porcentaje de la población que utiliza fuentes mejoradas (aquéllas que, por el tipo de construcción, protegen apropiadamente el agua de la contaminación exterior, en particular de la materia fecal). Ejemplos de éstas son las conexiones domiciliarias de agua corriente, los grifos públicos, los pozos perforados, los pozos excavados protegidos, los manantiales protegidos, y el acopio de agua de lluvia. Contrariamente, son fuentes no mejoradas los pozos excavados no protegidos, los manantiales no protegidos, las aguas superficiales (de río, embalse, lago, estanque, arroyo, canal, canal de riego), el agua distribuida por un vendedor (carro con un pequeño depósito/bidón, camión cisterna), el agua en botella y la distribuida por un camión cisterna.

Por su parte, el acceso al saneamiento se calcula en función del porcentaje de la población que utiliza servicios de saneamiento mejorados (aquéllos que, higiénicamente, impiden el contacto de los seres humanos con excretas humanas). Ejemplos de éstos son las conexiones cloacales (alcantarillado), las fosas sépticas, las letrinas de sifón, las letrinas de pozo mejoradas y ventiladas y las letrinas con losas o pozos cubiertos. No cumplen este requisito las letrinas de pozo sin losas o plataformas o pozos abiertos, las letrinas suspendidas, las letrinas de cubo, la defecación al aire libre en campos, bosques, matorrales, masas de agua u otros espacios abiertos, o la eliminación de heces humanas junto con otros tipos de desechos sólidos.

La información que presentamos, proveniente del Anuario Estadístico 2012 de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), corresponde al año 2010. El orden en que figuran los países se basa en su desempeño en cuanto a los dos indicadores.

Podemos ver que en la lista destaca claramente Uruguay, con el total de su población accediendo a estos servicios mejorados, tanto de agua como de saneamiento.

Chile, Costa Rica, Argentina, Ecuador y Cuba también registran coberturas muy importantes, superiores al 90%.

Cabe señalar que hay diferencias sustantivas en el servicio de saneamiento existente en estos países. Así, mientras que en Chile el 93.7% de los hogares cuenta con alcantarillado (considerado el modo más eficiente y recomendable de eliminación de los desechos), en Uruguay sólo dispone de éste el 67.4% de los hogares, en Argentina el 66.9% y en Costa Rica el 58.3%. En estos tres países, y en varios más, los otros servicios mejorados de saneamiento (mencionados hace un momento) juegan un rol significativo.

En los países más grandes de la región, México y Brasil, si bien el acceso al agua potable está muy extendido, aún falta avanzar en materia de saneamiento, especialmente en este último país, donde el porcentaje de población atendida aún no llega al 80%.

El Perú, lamentablemente, ocupa uno de los últimos lugares en este ranking, con una cobertura de agua potable de 85%, y una de saneamiento de apenas 71%. En el primer rubro, nuestro país sólo avanzó cuatro puntos porcentuales entre los años 2000 y 2010, menos que Paraguay (que avanzó 12), Bolivia y Ecuador (8), El Salvador y México (6), y Guatemala, Honduras y Nicaragua (que avanzaron 5).
En cuanto a saneamiento, mejoró ocho puntos, siendo superado únicamente por Honduras y Paraguay (que avanzaron nada menos que 13), México (10) y Ecuador (9).

Según la CEPAL, la cobertura de agua potable en el área urbana peruana apenas mejoró un punto entre los años 2000 y 2010 (de 90% a 91%). En el área rural, donde la cobertura es mucho menor, el avance fue de diez puntos (de 55% a 65%).
El porcentaje de población con acceso a saneamiento mejorado, por su parte, pasó de 76% a 81% en el área urbana, y de apenas 27% a 37% en el ámbito rural.
Sin duda, es muy poco lo que se viene avanzando, lo que hace que las condiciones en el campo sigan siendo clamorosamente deficitarias.

Los casos más preocupantes de la región son los de Nicaragua y Bolivia. En el país centroamericano, sólo el 52% de su población cuenta con servicios de saneamiento mejorado, en tanto que en el país altiplánico el porcentaje apenas llega a 27% (10% en el área rural).

1 comentario:

  1. Bolivia tiene mas acceso al agua potable que el Peru....20 anos con el modelo y no se refleja en agua y desague, inversiones tan baratas....Para defender el modelo economico hay que acelerar estos accesos y cubrir al 100% de la poblacion, que sientan que existe modelo tambien para los que no tienen el acceso.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog